El actor Maxi Iglesias

Durante el confinamiento del coronavirus, los consumidores se encontraban en una situación excepcional que alteró sus hábitos de consumo en los supermercados. Varios estudios hicieron evidente que el número de compras se redujo al tiempo que se incrementaba el tamaño de la cesta, y que los consumidores eligieron productos diferentes a los de su compra habitual, ya fuera por acudir a un supermercado diferente, por pasarse a las compras online, por la necesidad de acopio de alimentos y bebidas, o por un cambio en la sensibilidad de la población en cuestiones de precio, salud y conciencia ambiental; afectando inevitablemente también al consumo de los diferentes materiales de envasado y su reciclado.
 
El estudio de Friends of Glass revela que, durante el confinamiento, cuando aumentaba el consumo de productos no perecederos, la tendencia a preferir alimentos en vidrio ha crecido más con respecto a otros materiales de envasado, y es que hasta un 36% de los encuestados afirma haber comprado más productos en vidrio. Siendo este un cambio hecho a conciencia, ya que más del 85% de los consumidores ha tenido en cuenta el tipo de envase a la hora de elegir sus alimentos y bebidas. 
 
Los resultados también demuestran que dentro del contexto de la crisis sanitaria, el cuidado por el medio ambiente ha seguido presente en la mente del consumidor, ya que la gran mayoría, el 97%, afirma que el reciclado de envases formaba parte de sus hábitos, y el 65% declara haberlo hecho siempre. Cabe destacar que además de reciclar sus residuos de envase, los ciudadanos intentan consumir de forma más responsable, el  35% ha procurado comprar envases más sostenibles en los últimos 4 meses. En este sentido, más de la mitad de los encuestados coinciden en la percepción del vidrio como el envase más respetuoso con el medio ambiente.
 
Del mismo modo, más de un 20% de los encuestados aseguró evitar la generación de residuos de envase plásticos durante el confinamiento porque les seguía preocupando la salud del planeta, y más del 60% lo señala como el material de envasado más perjudicial para el entorno. Sin embargo, otro 20% manifiesta haber aumentado su consumo de plástico, pero el 51% señala que el motivo era no tener la posibilidad de elegir entre otras alternativas de envasado, y al 40% le preocupaba el impacto medioambiental que podría acarrear.
 

Campaña


A la vista de los datos del estudio, Friends of Glass ha lanzado una campaña de concienciación acerca de la importancia de seguir eligiendo y reciclando envases de vidrio comunicada a través de las redes sociales durante el periodo de confinamiento bajo el hashtag #ChinChinConVidrio, y junto al ya conocido #YoElijoVidrio, la iniciativa propuso una cadena de brindis por nuestra salud y la del medio ambiente. 
  
La campaña ha contado con la participación el actor Maxi Iglesias, principal embajador de la iniciativa de Friends Of Glass desde 2017, así como con la  influencer María Pombo, la periodista Melissa Jiménez y la pareja de actores Natalia Sánchez y Marc Clotet. Todos ellos comenzaron una gran cadena de brindis en la que se escucha el característico “chin chin” que solo se consigue al brindar con vidrio. A la emotiva campaña se han sumado jóvenes tiktokers con rostros muy conocidos como las influencers María García de Jaime y Anna Ferrer Padilla, hija de la artista Paz Padilla. 
 

    Ver esta publicación en Instagram         Seamos nuestra mejor versión y brindemos por ello… con vidrio, ¡claro! Súmate al #ChinChinConVidrio para celebrar todo lo bueno que podemos aportar a la nueva normalidad, para que sea mejor ¡y más sostenible! Hagamos este brindis infinito con vidrio, porque es un envase natural, puro y 100% reciclable infinitas veces. ¡Y porque un “chin chin” no suena igual si no es con vidrio! 😉 #YoElijoVidrioUna publicación compartida de Friends of Glass España (@friendsofglass.es) el