Una tienda de HM. Foto: Alexander Murashkin/HM Junio 2021
Una tienda de H&M

El pasado mes de mayo el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha registrado que el Índice de Precios de Consumo (IPC) ha subido su tasa interanual hasta alcanzar el 8,7% debido al encarecimiento de los alimentos y la gasolina, cuatro décimas más con respecto al 1,5 puntos del mes de abril de 2022. Según la última encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), “el incremento del IPC y el impacto de la guerra de Ucrania están influyendo de manera decisiva a los hábitos de consumo, en distintos ámbitos, tanto en el consumo energético, como en la movilidad, las compras e incluso la alimentación”. Entre los cambios obligados que han adoptado los consumidores se encuentran “comprar marcas más baratas, dejar de comprar alimentos no esenciales o comprar menos pescado o carne".

Estos hechos influyen en la afluencia a centros comerciales.  Aunque durante el mes de mayo la afluencia a los centros comerciales ascendió un +16,2% respecto al mismo mes de 2021, según Sensormatic Solutions, descendió un -1,3% en mayo respecto al mes anterior. Además, en comparación con mayo de 2021, se registró un crecimiento de la afluencia a los centros comerciales del +16,2%, mientras que el acumulado anual se sitúa en el +22,8%.

Si se compara esta información con las cifras previas a la pandemia, en mayo de 2022 se observa una reducción del -6,8% en la afluencia a centros comerciales con respecto a mayo de 2019, mientras que la variación acumulada anual se sitúa en el -17,2%.