ddb

#FoodShareFilter, el primer filtro fotográfico para Instagram con fines exclusivamente solidarios, pretende convertirse en una herramienta para combatir el hambre desde las redes sociales. Su descarga (disponible en Apple Store y Google Play) tiene un coste de 0’89 euros y La totalidad del dinero recaudado por esta iniciativa se destinará íntegramente a los proyectos que esta organización sin ánimo de lucro apoya en los países del Sur.


“Si vas a compartir tu comida, compártela de verdad” es el eje de comunicación que invita a colaborar con Manos Unidas desde www.manosunidas.org/foodsharefilter.


Tras descargarse la aplicación, el usuario tienen que hacer una foto de su plato de comida, aplicarle el filtro y subirla a Instagram. Para promocionar la acción, también se ha desarrollado un vídeo que explica en qué consiste y cómo participar.
Según datos recientes, 870 millones de personas pasan hambre en el mundo. Anualmente, la desnutrición supone la muerte de 2’6 millones de niños menores de cinco años, prácticamente un tercio del total global.