Lidl
lidl

La lucha por ganar parte en el mercado de los productos frescos ha sido el otro gran caballo de batalla de la distribución en 2016, por lo que esta sección ha sido protagonista de gran parte de las renovaciones de los espacios de venta. Con ello, los principales grupos distribuidores han seguido ganando terreno sobre el canal especialista, que cae hasta el 36,1% de cuota en esta sección, 1,2 puntos menos que hace un año, en una tendencia cada vez más acusada.

Mercadona ha acelerado el paso en la segunda mitad de año, y, apoyado fundamentalmente en su crecimiento en frescos, logra reforzar su liderazgo en la distribución española. Con una cuota del 22,9%, gana 0,2 puntos respecto a 2015 y acaba el año con presencia en 9 de cada 10 hogares españoles, que han comprado al menos una vez al año en la enseña valenciana.

Grupo Dia y Carrefour logran un empate técnico en el segundo puesto de la distribución nacional, ambas con cuotas al cierre de año de 8,5%, manteniendo sus números de 2015. El grupo español se ha apoyado en gran medida en sus nuevas propuestas, La Plaza y Clarel. Éstas le han permitido ganar posiciones en las secciones de Frescos y Belleza, donde tenía menor protagonismo, y compensar la menor evolución de su formato de tienda más clásico. Carrefour, por su parte, ha tenido que superar la pérdida de atractivo a la que se está enfrentando el canal hipermercado, combinando su apuesta por innovación y amplitud de lineal, con el crecimiento de su red de supermercados de proximidad. Este formato continúa ganando peso y le permite mantener el contacto diario con el consumidor, captando sus cestas de diario, en la que los frescos tienen especial protagonismo.

Por su parte, Lidl logra por tercer año consecutivo ser la cadena que más crece en España, y alcanza un 4,1% de las ventas de Gran Consumo, +0,5 puntos respecto al mismo periodo de 2015. Uno de los datos clave para entender el “fenómeno Lidl” es que con menos de 600 tiendas, 6 de cada 10 hogares españoles ya han realizado alguna compra en la alemana en el último año, logrando acercarse a las cifras de presencia de los líderes del mercado español, y con el reto ahora de fidelizar a todos estos nuevos compradores.

Grupo Eroski cierra el año con un 5,8% de las ventas del Gran Consumo, 0,3 puntos menos, en el año que debe cerrar su ciclo de desinversiones y que le ha llevado a perder presencia fuera de sus zonas principales. Sin embargo, los síntomas para la cooperativa vasca son esperanzadores al ver cómo durante el último año ha reforzado su posición de líder en el Norte, ganando peso en Galicia y defendiéndose en el País Vasco de la entrada de nuevos competidores.

El otro gran grupo que no logra crecer durante 2016 es Auchan, que se ve penalizado por la mala evolución del formato hipermercado y retrocede 0,1 puntos para cerrar el año con una cuota del 3,7%.

Al margen de los grandes grupos, 2016 ha sido un año positivo en general para los distribuidores regionales, que aprovechan su buen posicionamiento en el mercado de frescos, donde el consumidor los reconoce como grandes expertos, para reforzar sus ventas, y así nos encontramos a enseñas como Consum, Ahorramas o Bon Preu entre los líderes en crecimiento en sus respectivas regiones.

Comercio electrónico

En el último trimestre de 2016, el e-commerce en gran consumo creció un 40% respecto al mismo periodo de 2015, acumulando el canal 4,5 millones de hogares compradores en el año completo. Este canal ha representado el 1,1% de las ventas de gran consumo en España en 2016, una cifra que deberá crecer en 2017 si se refuerza la tendencia de los últimos 3 meses, y si toda esa masa de compradores que ya capta el canal, se convierten en compradores habituales del mismo.