El agua procede de un manantial asturiano

Consciente de este problema, la marca de agua Nea, que acaba de aterrizar en España, opta por un formato en aluminio. Según un comunicado de la compañía, el 75% del aluminio que se ha producido en el mundo desde 1970 todavía continúa en uso puesto que por sus cualidades este material no pierde sus cualidades al reciclarse. Su extenso ciclo de vida lo convierte también en un socio estratégico del medioambiente y en un elemento básico para cambiar de un modelo lineal en la producción de residuos a un modelo circular. Además, también es un claro aliado para la reducción de emisiones; la producción de una lata de aluminio reciclada supone un ahorro del 95% de energía frente a la producción de una lata de aluminio nueva por lo cual es mucho más rentable y sostenible su reciclaje.

“Nuestros océanos no son capaces de absorber más plástico. La situación requiere un esfuerzo conjunto y solo colectivamente seremos capaces de resolver un reto medioambiental de estas dimensiones. Nea es más que una nueva marca de agua. Nea nace como un proyecto de conciencia global con el objetivo de proteger a nuestros océanos y a todas las especies que habitan en él”, afirma en la nota de prensa Alex Dakov, CEO y fundador de la marca.

El agua envasada por Nea procede del manantial de Galea en Siero (Asturias) y ofrece un formato de 33cl que permite enfriarla rápidamente y transportarla ágilmente por sus dimensiones. Sus latas están ya disponible en venta a través de Amazon Prime. La compañía ha arrancado ya su distribución a través del canal Horeca y planea extenderse a grandes superficies próximamente.

La marca se vende ya en Amazon Prime y en el canal Horeca
La marca se vende ya en Amazon Prime y en el canal Horeca