El envase es reciclable

Desde hace años, Nestlé está desarrollando políticas activas para reducir el impacto medioambiental derivado de su actividad económica. Prueba de ello, son los más de 100 millones de euros que ha invertido en medio ambiente en nuestro país desde 2010, según la compañía de alimentación. 
Jacques Reber, director general de Nestlé España, ha presentado los Compromisos Globales de Nestlé con la Tierra. Además, el directivo ha concretado, a nivel local, las acciones destacadas en los siguientes cuatro ámbitos de actuación: agua, emisiones, residuos y biodiversidad. 

Entre otras acciones, Nestlé ya está eliminando las pajitas de plástico. Un ejemplo es el hecho de que se acaban de lanzar los nuevos batidos de Nesquik All Natural con pajitas de papel y se han creado nuevos productos en envases de papel, como es el caso de la mencionada variedad de cacao soluble Nesquik All Natural y de los nuevos ‘snacks’ de frutos secos y frutas Yes!. 

También Nestlé Aquarel ha empezado a comercializar su nueva botella realizada con un 25% de plástico PET reciclado diseñada por Mr. Wonderful con mensajes de concienciación a favor del medio ambiente. Además, la división de aguas de la compañía se ha comprometido, en nuestro país, a que en 2023 todas las botellas de agua mineral, que en la actualidad ya son 100% reciclables, contengan, como mínimo, un 50% de plástico reciclado. 
 

Residuos 

En 2018, Nestlé anunció su intención de que ninguno de sus envases, incluidos los plásticos, terminara en la naturaleza, particularmente en los ríos y océanos y tampoco en vertederos o como basura. Por ello, está comprometida a que el 100% de sus envases sean reciclables o reutilizables en 2025, contribuyendo a la economía circular. 

 Para ello, ya ha inaugurado de forma oficial el Instituto Nestlé de Ciencias del Embalaje, el primero de estas características de la industria alimentaria, que permite a la compañía acelerar sus esfuerzos para llevar al mercado soluciones de envases funcionales, seguras y respetuosas con el medio ambiente y abordar el desafío global de los residuos de envases de plástico. 

 Desde 2011, Nestlé cuenta también en España con un Plan de Reciclaje Integral de Cápsulas con ayuntamientos y organismos oficiales que dispone en la actualidad de más de 1.600 puntos de recogida. Este sistema de reciclaje permite obtener un compost de calidad a partir de los posos del café, a la vez, que sirve para dar una segunda vida al aluminio y al plástico.