Este móvil está construido con la primera pantalla de cristal plegable de su categoría, según Samsung

Samsung Electronics ha presentado durante su evento Samsung Unpacked 2020 el Galaxy Z Flip, un nuevo smartphone plegable, construido con la primera pantalla de cristal plegable de su categoría. Este dispositivo, que hereda el concepto del Fold, cuenta con una pantalla de 6,7 pulgadas, que se dobla y cabe en la palma de la mano, gracias a  una bisagra oculta. 

“El entusiasmo que se ha generado en torno a Galaxy Fold nos animó mucho y Galaxy Z Flip representa nuestro firme intento por construir una categoría de smartphones plegables con la propuesta de un nuevo factor de forma, una nueva pantalla y, aún más importante, una nueva experiencia móvil”, afirma el T. M. Roh, presidente y director de la unidad de comunicaciones móviles en Samsung Electronics. “Con el diseño exclusivo de Galaxy Z Flip y la experiencia que ofrece a los usuarios, estamos redefiniendo lo que un dispositivo móvil puede llegar a ser, así como lo que permite hacer a los usuarios”. 

La experiencia plegable única se aleja de la que pueda ofrecer cualquier otro smartphone disponible en el mercado actualmente, afirman desde la compañía en un comunicado. Por ejemplo, Samsung ha trabajado estrechamente con Google para diseñar el modo Flex, un entorno especialmente pensado para el formato exclusivo de Galaxy Z Flip con plegado hacia adelante. Cuando el dispositivo está abierto, su pantalla se divide automáticamente en dos, de 4 pulgadas cada una, lo que permite ver imágenes, contenidos o vídeos fácilmente en la parte superior mientras se controla con la parte inferior. 

En cuanto a la cámara, permite la grabación de video con una relación de 16:9, perfecta para redes sociales, con ‘manos libres’, sin necesidad de trípode. Además, resultará más sencilla la grabación de vídeos con el modo nocturno Night Hyperlapse o fotos con colores vivos, incluso, con poca iluminación gracias al modo Night, sin ayuda de flash. Tan solo hay que abrir el dispositivo y colocarlo sobre una mesa. Al cerrarlo, se pueden hacer selfies de alta calidad con una sola mano mediante la cámara trasera, sin tener que desplegar el móvil.

Cuando el móvil está cerrado la fecha, la hora y el estado de la batería pueden comprobarse con solo mirar la cubierta. Las notificaciones se reciben en tiempo real, para que pueda atenderse una llamada de forma fácil sin tener que desplegar el dispositivo, y se puede responder a un mensaje de texto con un solo toque sobre la notificación y desplegando Galaxy Z Flip.

El Galaxy Z Flip cuesta en España 1.500 euros
El Galaxy Z Flip cuesta en España 1.500 euros