Imagen de Martin Slavoljubovski en Pixabay

En ausencia de vacuna hasta la fecha, la manera más eficaz de prevenir el contagio es, según la OMS, entre otras, el matenimiento de una higiene básica: proteger ojos, nariz y boca, evitar en lo posible el contacto con personas ya infectadas y, especialmente, lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o con desinfectante de manos a base de alcohol.

Dove, como marca de jabón, ha desarrollado de la mano de Mindshare una campaña digital en la que el usuario puede acceder a contenido dentro de su web con consejos sanitarios e información relevante para prevenir el contagio. En paralelo, y debido al elevado nivel de búsquedas en la red sobre información cualificada sobre el virus, la campaña se apoya en una estrategia de SEM y Social, estando presentes en dos canales que el usuario está utilizando para mantenerse informado: Facebook e Instagram.

De este modo la marca de Unilever Dove se coloca así como un player relevante en la educación de las medidas de higiene que la OMS ha establecido mediante posts educativos y un refuerzo en buscadores para facilitar el acceso a la información. 

En declaraciones de responsables de la cuenta en Mindshare, “Dove es una marca históricamente sensible a importantes realidades sociales a las que da respuesta a través de un posicionamiento sin complejos que apuesta por la educación adaptándose a los problemas actuales. La prevención en el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) es fundamental en unos momentos de incertidumbre, algo aparentemente tan sencillo como practicar unos hábitos de higiene recurrentes a lo largo del día, puede ayudar a revertir una situación preocupante para toda la población”.