Una botella solidaria

La nueva cerveza de Ambar tiene una singularidad que no reside en su sabor, sino en su capacidad  de ayudar a preservar el empleo hostelero local, para que como dice su campaña “todo lo bueno, siga acabando en bar”.

Ambar hace patente con este lanzamiento la importancia que tienen sus consumidores, ya que cada vez que pidan su Ambar, 0,19 céntimos se transformarán en ayudas directas a los locales hosteleros más vulnerables.  Enrique Torguet, director de comunicación de Ambar, recalca en un comunicado que "todos somos agentes activos en la recuperación económica. Un simple gesto de consumo contribuye a mantener empleos, en nuestro caso, de la hostelería”.

Se han envasado más de 2 millones de botellines que aportarán 0,19 euros por litro para este fin solidario: ayudar a los bares que tienen mayores dificultades para reemprender la actividad y corren riesgo sus empleos. Para ser ágiles y efectivos en los resultados, ya se han adelantado 120.000 euros al fondo de emergencia creado que podrán ayudar a 300 bares con ayudas de 400 euros destinadas a pagar los gastos de suministros, alquileres o seguridad social acontecidos durante el cierre provocado por la COVID-19.

“Queremos seguir disfrutando de nuestros bares allá donde vivamos, sea en un pequeño pueblo de Aragón o en uno de nuestros barrios más populares”, añade Torguet. Acompañando el lanzamiento de estos botellines solidarios se pondrá en marcha una campaña con un mensaje de agradecimiento por consumir, “Ambar muy, muy especial te da las gracias”.

Este nuevo etiquetado de sus botellas de 33 cl. y 20 cl. incorpora el sello 0,19, homologado por la plataforma impulsada por la marca junto a las asociaciones de hostelería de Aragón e Ibercaja.

La Plataforma 019, impulsada por Cervezas Ambar, ha sumado nuevos miembros recientemente (Bodega Pirineos, Cafés El Tostadero, Bodegas Ainzón, Grandes Vinos) que han permitido ampliar el fondo de ayudas que aceptará solicitudes hasta el 30 de junio a través de esta web.