La campaña juega con el efecto espejo

Después de retrasar su campaña de primavera por la crisis sanitaria, El Corte Inglés ha adelantado al jueves 25 de junio las rebajas de verano en todos los centros comerciales de El Corte Inglés,a sí como en la página web de la compañía.  Según un comunicado, esta estrategia tienen un doble objetivo:  En primer lugar, para que los clientes puedan realizar sus compras de forma sosegada, sin aglomeraciones y con un mayor espacio disponible en tienda para pasear y perderse por los departamentos de una manera más tranquila. Por otro lado, se pretende que los clientes puedan anticipar sus compras y equiparse completamente para este verano, antes de que empiecen las vacaciones".

Precisamente las primeras rebajas tras el periodo de confinamiento vienen marcadas por unos nuevos tiempos en los que la distancia social es obligatoria. Los centros de El Corte Inglés están adaptados a la nueva situación actual y para ello en los centros se han establecido nuevos criterios de implantación de muebles y artículos con el objetivo de crear un entorno con espacios más amplios para el cliente, que favorezca el tránsito de los mismos y evite posibles aglomeraciones. El interior de los centros comerciales se encuentra señalizado siguiendo un protocolo de prevención y seguridad.

Por ello, para el concepto creativo de esta campaña, desarrollada por El Corte Inglés, se ha buscado en todo momento poner de manifiesto el cambio social que está viviendo la ciudadanía y la sociedad en general debido a la situación generada por la pandemia. Este cambio está afectando directamente en los hábitos de consumo del cliente. De esta forma, la campaña quiere mostrar cómo El Corte Inglés se adapta a las necesidades de la sociedad y amolda su oferta comercial a las nuevas circunstancias. “Nuevos tiempos, nuevas rebajas” es el claim elegido para la campaña y bajo este concepto, se ha jugado en el spot y en las gráficas, donde los modelos “guardan distancia entre ellos".

Dentsu Aegis Network maneja los medios.