La web de Mango incluye su plataforma de fidelidad

El confinamiento ha elevado el número de compradores online y la desescalada también animó a muchos consumidores a decantarse por el comercio electrónico, como destacaba este informe. La firma de moda ha hecho públicas sus cifras, que hablan de cerca de 900.000 nuevos clientes digitales durante los meses que ha durado el confinamiento a causa de la COVID-19. Gracias a este importante incremento, la compañía roza los 6 millones de clientes activos en sus plataformas de comercio electrónico.

Este aumento de nuevos clientes online explica, en parte, el importante crecimiento de facturación logrado en este canal entre el 15 de marzo y el 1 de junio. Mango ha facturado cerca de un 50% más que en el mismo período de 2019. Durante estos mismos días, la multinacional también ha contabilizado más de 140 millones de visitas a su e-commerce, lo que supone un crecimiento del 20% respecto al mismo período del año anterior.

Según explica Toni Ruiz, CEO de Mango, “en el año 2019, las ventas online de Mango supusieron ya un 24% de nuestra facturación total. Y este año, nuestro canal de e-commerce está creciendo por encima del objetivo inicial del 20%, lo que es sin duda un dato excelente”.

“El confinamiento por la crisis sanitaria de la COVID-19 ha intensificado el proceso de digitalización en el sector. El hecho de haber lanzado nuestro e-commerce hace ahora 20 años nos ha permitido afrontar esta situación excepcional con plenas garantías y capacidades para atender el crecimiento del comercio online. Seguiremos acelerando la transformación digital de toda la compañía”, añade Ruiz.

Mango cerró 2019 con un crecimiento del 26,7% en las ventas online alcanzando los 564 millones de euros, lo que supone cerca del 24% de la facturación total del grupo.