Imagen del club de fidelización de Mango

Los ingresos han crecido en 141 millones, lo que supone un aumento del 6,3% respecto a los 2.233 millones de facturación en 2018, y supera en 47 millones los obtenidos en 2015, que eran hasta ahora el mejor registro histórico de ventas. Este aumento de ventas ha venido acompañado de una importante mejora de la rentabilidad. El EBITDA de Mango ha crecido un 43,7% al pasar de 135 a 194 millones de euros y acumula un crecimiento cercano a los 120 millones en los últimos tres años. La compañía ha obtenido un resultado bruto de 41 millones. 
 
Según el consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, “2019 ha sido un año extraordinariamente satisfactorio, en el que hemos conseguido la cifra más alta de ventas de nuestra historia y hemos logrado el mayor incremento de beneficios en un ejercicio. Estos excelentes números son fruto del esfuerzo y del gran trabajo de todos los que formamos parte de Mango y nos permiten seguir construyendo la empresa que queremos ser en el futuro”.  
 
En paralelo, Mango ha continuado reduciendo su endeudamiento bancario. En solo dos años ha sido capaz de recortar su deuda financiera neta de 415 a 184 millones. En concreto, la reducción del año pasado fue de 131 millones de euros. “Nuestra situación financiera es la mejor que hemos tenido en muchos años. Hoy somos capaces de devolver toda nuestra deuda con lo que genera la compañía en un año. Nuestro objetivo es seguir reduciéndola, pero sin renunciar a proyectos que incrementen nuestra rentabilidad”, señala Ruiz. 
 
En cuanto al reparto de la facturación por áreas geográficas, la actividad internacional del grupo se mantuvo en el 77% del total y el mercado español, primer mercado en ventas, en el 23%. Por líneas de negocio, Man, Kids y Violeta representaron el 18% de las ventas. Muy destacable ha sido la evolución de la colección de hombre, que ha crecido por encima del 20% en 2019 y ha superado los 200 millones de euros de facturación.
 
Respecto a la venta online, la facturación creció un 26,7%, hasta alcanzar la cifra de 564 millones de euros, lo que representa un incremento de 119 millones, una cifra superior al objetivo fijado para el año. En términos relativos, la venta online ha supuesto el 23,7% del total de la facturación de la compañía. De cara a los próximos ejercicios, Mango confía en seguir obteniendo crecimientos por encima del 20%.
 
En 2019, la web de Mango superó los 600 millones de visitas, de las que alrededor del 80% se realizaron a través de dispositivos móviles. La compañía ha continuado invirtiendo en la mejora de la navegación y usabilidad en todas las plataformas (desktop, apps y mobile). También se ha avanzado significativamente en mejorar y rentabilizar el marketing digital, personalizando la experiencia de navegación y compra mediante la integración de los datos de más de 20 millones de clientes disponibles en el CRM, logrando una mayor relevancia en las comunicaciones hacia los clientes y, a la vez, obteniendo mayores eficiencias en las inversiones.
 
Por su parte, las ventas en las tiendas físicas de Mango han alcanzado un crecimiento del 5,5% de ventas comparables.

Además, los resultados del programa de fidelización Mango likes you que se lanzó en los meses de abril y mayo del año pasado en España y Francia, superan ampliamente los objetivos iniciales y ya son más de 3 millones de clientes activos en el programa entre ambos países.