La acción cuenta con una web, vídeos y un estudio

Tras anunciar la semana pasada la inversión de 4.000 millones de euros en la transición global hacia un futuro con energías renovables, Ikea ha lanzado Dial(h)ogar, un espacio de consulta y conversación con clientes, empleados, proveedores y otros públicos cuyo objetivo es detectar aspectos relevantes en materia de sostenibilidad. Enmarcado dentro de esta estrategia, la marca está Ilevando a cabo su primer Estudio de Materialidad, que arranca ahora su segunda fase, con la colaboración de casi 11.000 participantes.

En la primera fase se ha recabado información de 10.902 personas que han destacado como asuntos más relevantes en materia de sostenibilidad: conciliación de la vida personal y laboral; seguridad, salud y bienestar en el puesto de trabajo; salarios adecuados y oportunidades de carrera justos; igualdad de género y no discriminación; y buen clima laboral. En el ámbito medioambiental, destacan el consumo responsable de materias primas, la reducción de residuos y la eficiencia energética como aspectos clave para estos públicos. 

La segunda fase continuará en este espacio llamado Dial(H)ogar, con el resto de los principales grupos de interés de la compañía. Mediante focus groups, Ikea tiene previsto involucrar a los medios de comunicación, las administraciones públicas y reguladores, los sindicatos y patronales del sector, la Universidad, así como a las asociaciones expertas y de reconocido prestigio en el mundo de la sostenibilidad.

Para Luisa Alli, directora de Comunicación de Ikea en España, “el rol de las empresas con propósito ha cobrado una nueva dimensión y hemos comprobado cómo la sostenibilidad y la inversión en cuidar de este gran hogar llamado planeta se postulan como clave en el mercado retail post-Covid. Medir y transformar el impacto de las empresas en la sociedad, en las personas, es vital para seguir diseñando el futuro”.

Esta iniciativa la ha llevado a cabo el anunciante junto con su agencia de PR Tinkle.