Pero además, si el spot consigue el primer puesto en el USA Today Ad Meter (un sistema en el que los espectadores votan sus anuncios favoritos), su creador se llevará un millón de dólares. El segundo, 600.000 y el tercero, 400.000. Si los tres copan los tres primeros puestos, sus responsables se embolsarán otro millón de dólares cada uno.

Para promocionar esta acción, Doritos ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Nueva York para que Madison Avenue se llame Doritos Drive por un día, fecha en la que la marca repartirá bolsas gratuitamente entre los viandantes.

Noticia relacionada:

Unilever despide a una de sus agencias para dejar en manos de los consumidores su próxima campaña

Ver aquí el spot ganador de 2007.