Apple

El nuevo A2 llegaría a los concesionarios con una versión básica y serían los propietarios los que activarían las distintas opciones (desde asientos con calefacción, sistema de navegación, una suspensión más rígida…). Además se trataría de un vehículo eléctrico, ultraligero y pensado para usar en "megaciudades".

“Podrá adaptarse a las necesidades de cada uno. Tal y como se hace con una casa, cada consumidor puede crear su propio mundo en el coche”, ha asegurado Peter Schwarzenbauer, director de marketing y ventas de Audi.

El fabricante de automóviles tiene previsto su propio “App Store”, que según Schwarzenbauer podría significar una “importante fuente de ingresos adicional”.

Audi lanzó el A2 en el año 2000, pero lo retiró en 2005 después de vender 176.000 unidades porque su precio fue percibido como muy alto para un coche de su tamaño y, sobre todo, porque su promesa de bajísimo consumo se adelantó a su tiempo. Ahora, sin embargo, el terreno parece abonado para él.