rocio mano

Según un estudio llamado “Pew Internet and American Life Project”, los usuarios que comparan precios con su smartphone en las tiendas físicas no siempre finalizan su compra online.

Los compradores jóvenes, los que cuentan con un alto poder adquisitivo y los propietarios de teléfonos inteligentes son los más propensos a utilizar su móvil como herramienta a la hora de comprar, pero sólo el 12% de aquellos que utilizan su smartphone para encontrar precios más bajos, según The Washington Post, realiza su adquisición online.

Los datos demuestran que las tiendas físicas están aplicándose en su tarea. En 2012, un 46% de todos aquellos que compararon precios en la tienda con su terminal terminaron pasando por la caja registradora. Este dato es once puntos superior al obtenido en este estudio en 2011.

Según palabras del consejero delegado de la cadena de tiendas Best Buy, Humbert Joly, a sus empleados, una vez que los clientes están en la tienda, nosotros somos los que podemos perder. Quizá por ello muchos minoristas vendiendo sus productos al mismo precio que en los comercios online, a pesar de que su ganancia sea inferior por no tener que pagar estas últimas los impuestos estatales de ventas. Se prevé que este aspecto se modifique a lo largo de este año.