Una de ellos ha sido para "It’s a Tide Ad", de Saatchi & Saatchi Nueva York, para la marca de detergente Tide. Se trata de una campaña creada para la pasada edición de la Super Bowl en la que van parodiando anuncios de diferentes productos en los que todos los personajes aparecen con la ropa impoluta: una brillante broma para decir que todos los anuncios pueden ser un anuncio de Tide. Esta campaña es obra de una agencia propiedad de Publicis Groupe, 'holding' cuyas agencias no han inscrito piezas este año en Cannes en seguimiento de la instrucción dada por el grupo hace un año de que no inscribirían trabajos en festivales durante doce meses. En el palmarés de la competición que la organización de Cannes Lions ha distribuido a la prensa es sin embargo el anunciante y la propia agencia quienes figuran en el apartado Entrant (Inscribiente).

El otro gran premio de P&G ha sido para una campaña corporativa de la multinacional, "The Talk", en este caso desarrollada por la oficina de Nueva York de BBDO. La película, muy emotiva, muestra las conversaciones que padres estadounidenses de raza negra mantienen con sus hijos para advertirles de que tendrán que convivir con muestras de racismo y que han de mostrarse fuertes para no dejarse amilanar por ellas.  

El gran premio de Titanium -la competición en la que se reconoce la idea más innovadora y que mayor aportación hace a la industria-, ha sido para una iniciativa que en la noche del jueves fue distinguida con otro gran premio, el de Direct: "Palau Pledge", de Host/Havas (Australia) para la República de Palaos. Este mismo trabajo, además, ha obtenido en la ceremonia del viernes un gran premio más, concretamente en la nueva sección Sustainable Development Goals, con lo que ha acumulado un total de tres máximos galardones en la edición de 2018 de Cannes Lions. El objetivo de la campaña era el de generar notoriedad acerca del impacto negativo que la masificación turística tiene para la isla mediante la creación de sello específico para los pasaportes de todos los visitantes que estos deben firmar y por el que se comprometen a no dañar el ecosistema de las islas. Antes de llegar a la isla, a todos los turistas se les proyecta en el avión un vídeo en el que se explica la iniciativa.

Para leer todas las campañas premiadas, incluidas las 34 españolas, acceder a Anuncios.com