NAVIDAD

De hecho, cada español recibió, de media, un regalo que no le gustó. Esto, en términos económicos, supuso un gasto por español de 58 euros en la compra de regalos que no fueron bien recibidos por sus destinatarios.

Otro año más, los encuestados españoles confiesan que la familia política es quien menos suele acertar en los regalos (14%), seguida de los padres (9%) y de los tíos y primos (6%). Por el contrario, el 42% de los españoles creen que la pareja suele ser quien hace mejores regalos.

En cuanto a los regalos menos deseados, ellos y ellas coinciden en que son la ropa interior y los utensilios de cocina, seguidos de las herramientas en el caso de las mujeres, y de los cosméticos en el de los hombres.

Re-gifting, tendencia en alza

Desde hace años se observa una tendencia en alza: el “Re-gifting”: la venta de los regalos no deseados para hacerse con un dinero extra con el que auto-comprarse los artículos que realmente se esperaba recibir. De hecho, el 6% de las personas que recibieron regalos no deseados el año pasado en España se sumaron a esta tendencia, porcentaje que supone el doble con respecto al año anterior (3%), aunque todavía es superado por los de Francia (13%), Reino Unido y Alemania (12%). El 35% de los encuestados españoles que venderá sus regalos sostiene que lo hará a través de eBay.

Aunque el 43% de los encuestados que afirma vender los regalos que no le gustan lo hace para comprarse algo que realmente necesita, hay también otros motivos para deshacerse de estos regalos no deseados: los españoles también destinan estos ingresos a otras causas, como el ahorro (47%), pagar las facturas de la Navidad (21%) y comprar un regalo para otra persona (12%). Sin embargo, el re-gifting no es la única alternativa. Así, el 41% de los españoles confirma que se suele quedar con estos regalos y el 27% los cambia.