Empire Life Insurance Dumb Ways to Die Junio 2014 peq mkn

Los datos que han obtenido en el Reino Unido muestran que ciertos tipos de personas tienen más probabilidades de ver un anuncio hasta el final que otras: de acuerdo con esta investigación, esa probabilidad es mayor en personas con edades comprendidas entre los 25 y los 44 años. Dentro de ese grupo de edad, la probabilidad de terminar de ver un anuncio que se puede omitir es un 16% mayor en las personas de 25 a 34 años y un 21% mayor en las de 35 a 44 años.

Sin embargo, la edad no es lo único que cuenta: también se observa una leve diferencia entre hombres y mujeres a la hora de decidir si ver o no un anuncio. Las mujeres tienen un 9% más de probabilidades de terminar de ver un anuncio que los hombres.

Además del sexo y del grupo de edad al que se pertenezca, esta investigación revela que las probabilidades de terminar de ver un anuncio aumentan un 12% si ya se ha visitado el sitio web de la marca.

¿Por qué deciden esas personas ver los anuncios?

El motivo más habitual por la que los usuarios se saltan los anuncios es la falta de interés. No existe una receta mágica para crear el anuncio perfecto, pero sí hay ciertas características esenciales que permiten que un anuncio capte la atención de todo el mundo y genere mayores tasas de conversión post-impresión. Para definir estas características, Google ha analizado miles de anuncios TrueView en 16 países y 11 verticales. Los han categorizado utilizando 170 características de creatividades y controlaron el tiempo que se tardaba en pulsar el botón para saltarse el anuncio.

La característica número 1 asociada a una mayor tasa de conversión post-impresión es el humor. Algunos magníficos ejemplos del uso de esta característica se pueden observar en el ranking de anuncios más vistos de YouTube.

Esta investigación también ha permitido comprobar que hay más probabilidades de que se termine de ver un anuncio si aparece en él un personaje famoso. Si, además de mostrar a un personaje famoso, el anuncio tiene un toque de humor, contendrá dos de las características principales. Los anuncios graciosos en los que aparecen famosos no solo están asociados a mayores tasas de conversión post-impresión, sino que también aumentan la notoriedad de la marca y el recuerdo del anuncio.

El uso de animaciones, ya sean ingeniosas y extravagantes o realistas y complejas, también es una de las características principales de los anuncios que los usuarios deciden ver.