loewe

Este mercado busca productos novedosos y nuevas vueltas de tuerca (desde el turismo al espacio a joyas incrustadas en botellas de agua mineral) para satisfacer a este creciente número de consumidores.

La agencia de medios Mindshare ha recogido diez tendencias globales y sus principales implicaciones en la comunicación. Según la compañía, estas “dinámicas culturales” pueden ayudar a estimular estrategias eficaces que ayuden a proporcionar una experiencia satisfactoria y cumplir todas las expectativas del consumidor en cada uno de sus pasos en el “customer journey”.

1. Centro de atención: El consumidor es el centro y todo debería girar en torno a él

Mucho dinero pero poco tiempo. Reclaman productos y servicios hechos a su perfecta medida o, mejor todavía, que se anticipen a sus necesidades. Para ello es necesario conocerlos en profundidad recabando toda la información posible acerca de ellos mediante su uso de servicios, aplicaciones o plataformas. Esta tendencia es relevante en la generación de los ‘millennials’, que tienen el deseo de gritarle al mundo cómo son y sobre todo qué es aquello de lo que presumen, que les hace especiales y les distingue de los demás.

2. Lujo multicapa: Optimizando y maximizando momentos

Es imprescindible ofrecer una experiencia memorable en todos los puntos de contacto para un público que apenas cuenta con tiempo para prestarnos atención. Hay que tener en cuenta que la relación consumidor-marca no acaba con la compra y que por lo tanto necesitamos ofrecer múltiples oportunidades para que se involucre o identifique con ella y conseguir que quede inmerso en ésta mediante diferentes canales interrelacionados.

3. ‘Play-o-matic’: El uso del ‘gaming’ fuera de su contexto

Gracias, en gran medida, a las pantallas táctiles, el mundo del ‘gaming’ se ha redefinido y ampliado, pasando de las tradicionales consolas a móviles, tabletas, accesorios portátiles, etc. Este nuevo panorama abre un mundo de posibilidades para las marcas a través de la ‘gamificación’. Aunque tradicionalmente lujo haya sido muy serio, la evolución del consumidor exige que sea algo entretenido.

4. Sueños en la pantalla: Experiencias visuales intensas

Impulsado por la nueva tecnología en pantallas y plataformas audiovisuales, esta tendencia se manifiesta en todas las categorías del lujo. Cada vez que se lanza una nueva colección de moda o un nuevo modelo de coche se producen suntuosos y espectaculares cortometrajes que

ofrecen mucho más que el típico spot de 20” en televisión y crean un mayor vínculo emocional con el consumidor. La realidad aumentada y la realidad virtual también contribuyen a intensificar la experiencia.

5. Conociendo el oficio: historias sobre elaboraciones artesanales

En un mundo de producción en cadena, los compradores más exigentes quieren saber la procedencia y elaboración de los productos. Las marcas más respetadas tienen atractivas historias que contar, en primer lugar, sobre el patrimonio de sus productos, pero también sobre sus valores éticos, filantrópicos o de responsabilidad social.

6. Menos es más: Vidas simplificadas y productos específicos

Cada vez más ocupados, los profesionales demandan productos y servicios que puedan simplificar o agilizar sus vidas y, hoy en día, la tecnología permite reducir el tiempo de tareas diarias (como por ejemplo la realización de un pago) y existe una amplia gama de servicios personales cuyo objetivo es el ahorro de esfuerzo. Se plantea un reto imperativo: ¿puede tu marca simplificar la vida de sus clientes ayudándoles a que la toma de decisiones sea más rápida y sencilla?

7. Picoteando: El consumo de los medios como ‘snacks’

Para las personas con poco tiempo y gran movilidad, el consumo de la información y el entretenimiento solo es posible mediante pequeñas raciones. De esta forma, plataformas de ‘microblogging’ como SinaWeibo y Twitter se han convertido para ellos en fuentes de información primarias donde los contenidos han de adaptarse. Las compañías deben de trabajar nuevos formatos reducidos para dar respuesta a estos nuevos requerimientos.

8. Inclusivo pero exclusivo: el nuevo ‘networking’

La revolución digital ha traído consigo no solo una democratización de la información sino también una nueva relación entre marcas y consumidores. Comunidades y plataformas de ‘crowdfounding’ se presentan como excelentes oportunidades para premiar y fidelizar al cliente actual así como para atraer nuevos. Lo ideal es lograr que tanto blogueros,webs y usuarios se conviertan no solo en defensores, sino también en asesores de nuestra marca.

9. Orgullo y orígenes: Explorar el patrimonio y las culturas locales

En busca de una mayor autenticidad, los compradores de lujo cada vez se interesan más por la procedencia de su marca y no es de extrañar que lo que quieran sean marcas y productos con una tradición cultural detrás. Nos encontramos con consumidores de grandes marcas globales, pero atraídos por marcas/productos locales. ¿Qué tal dirigirnos al consumidor del lujo a nivel global (manteniendo así la coherencia en todos los mercados) pero con matices locales siempre que sea posible?

10. Los nuevos ‘luxurians’: el nuevo orden

Debido a los cambios demográficos y la evolución de las actitudes sociales aparecen nuevas oportunidades. No hay que pasar por alto que una parte de lo que hoy conocemos como los “millenials” se convertirán en breve en el nuevo consumidor del lujo especialmente en el caso de los mercados emergentes. Por lo tanto el implicarse con ellos, tratar de comprenderlos, demostrar interés por sus preocupaciones es crucial para las marcas. Conclusión clara: toda estrategia de comunicación ha de pasar inevitablemente por los móviles y plataformas sociales.