El estudio lo ha realizado Wavemaker

Aunque cada vez más personas usan  wearables para mejorar su estado físico y su salud, siguen siendo un área de tecnología relativamente nueva. Por eso Wavemaker ha querido analizar con los datos del Live Panel, estudio entre consumidores realizado en 54 países y con más de 200.000  encuestas, el nivel de penetración de estos dispositivos en el mundo y su evolución durante los dos últimos años.

Los datos muestran que Noruega y Nueva Zelanda lideran el camino, con una serie de mercados de Asia-Pacífico que los siguen de cerca. España, con un 26% de penetración de este tipo de dispositivos, ocupa la séptima posición en el ranking de países, empatados con Rusia y Rumanía. 
  
La evolución desde 2018 ha sido de un leve crecimiento en la mayoría de los países, en torno al 2%-3%. En España incluso es mayor, pues ha subido 4 puntos en el porcentaje de consumidores que tienen un wearable, desde un 22% a un 26%. A pesar de estos cuatro puntos de crecimiento, nuestro país ha bajado en el escalafón, pues ha pasado de ser el quinto país del mundo en penetración de wearables a la séptima posición. 
 
Noruega sigue en cabeza con una penetración del 32%, dos puntos por encima que hace un año. Nueva Zelanda es el país con mayor subida, pasando de un quinto a un segundo puesto y, sobre todo, de un 22% de penetración hasta un 31%. El Top3 lo cierra Singapur, con una penetración de wearables entre su población de un 30%, dos puntos por encima que el año anterior.
 
En el polo opuesto, los países con menos porcentaje de personas con wearables son Japón (6%), Corea del Sur (11%) y Serbia (12%).