Imagen: Pixabay

La presentación, que ha corrido a cargo de Óscar López, research & studies director de Scopen, ha comentado que los objetivos principales de la investigación son la comprensión sobre la situación actual en España en lo que al desarrollo de la herramienta se refiere y ayudar a la industria a mejorar el conocimiento acerca de su utilización como parte de las estrategias de marketing.

El informe, realizado a partir de la entrevista a 75 anunciantes y agentes expertos en marketing automation, obtiene claves como que la mayoría de las empresas analizadas tiene integrada alguna herramienta automatizada dentro de su CRM, siendo el e-mail marketing y las web/landing page las técnicas más utilizadas; que seis de cada diez empresas encuestadas han mantenido o aumentado su presupuesto en este apartado en tiempos de la COVID-19; que Salesforce, MRM y Accenture Interactive son los principales colaboradores que cubren las necesidades de marketing automation de los anunciantes en España, o que más de la mitad de las compañías esperan que este tipo de herramientas experimente un auge importante en el futuro.

En cuanto a los momentos del ciclo de cliente en los que los anunciantes aplican más los procesos de automatización del marketing estarían, en este orden, la fidelización, el abandono y repesca, y el commerce.

De acuerdo con el estudio, el 25% de los profesionales del marketing se dedican al marketing automation. Entre las empresas analizadas, uno de cada cuatro profesionales de los departamentos de marketing trabaja en proyectos relacionados con marketing automation, en los cuales llevan trabajando, de media, casi de 3 años y medio (39 meses).

Presupuestos y expectativas

A pesar de los beneficios aportados por los proyectos de marketing automation, la COVID-19, como ha ocurrido en el resto de disciplinas, también ha tenido repercusiones en los presupuestos de las compañías. Aun así, tal y como indican los datos de la investigación, seis de cada diez empresas analizadas han mantenido su presupuesto destinado a marketing automation (50%) o incluso lo han aumentado (7%), mientras que cuatro de cada diez lo habrían recortado debido a la crisis sanitaria.

Por otro lado, el estudio destaca que el marketing automation es determinante para el 60% de los entrevistados dentro de su estrategia de comunicación y, de media, son hasta siete los objetivos que se fijan, destacando la mejora del engagement y la conversión por encima del resto.
A la par, en seis de cada ocasiones, las soluciones de marketing automation están cumpliendo las expectativas planteadas inicialmente.  El tiempo estimado en que un anunciante espera ver resultados de su herramienta es de aproximadamente nueve meses, siendo de algo más de un año el tiempo que consideran necesario para su implementación.

Las compañías también declaran que la personalización y la optimización de la gestión de campañas son los principales objetivos que han cumplido tras la implantación de esta disciplina. De media, los anunciantes esperan obtener como retorno, información sobre hasta ocho tipos de indicadores entre los que destaca el ROI de las campañas/acciones.

Por último, Scopen destaca que más de la mitad de las empresas analizadas dice que el marketing automation experimentará un auge importante en el futuro y que las principales dificultades que encuentran en su implementación, que se convierten así en retos para sus colaboradores son la integración, la gestión de los datos y la formación a los equipos.

Scopen ha compartido además la siguiente idea durante la presentación a colación de los resultados arrojados por el informe: “En un momento de transformación como el que vivimos, la tecnología se postula gran aliada de las compañías. Las herramientas de ‘marketing automation’ tienen el potencial de optimizar la forma de relacionarse con el cliente, facilitando la identificación de oportunidades de negocio y una mejor definición de la estrategia”.