Entretenimiento recurso Octubre 2021

Los ingresos de la industria española del entretenimiento alcanzarán en la cifra de 31.737 millones de euros en 2025, según el Informe Entertainment and Media Outloock elaborado por PwC. Eso supone un crecimiento del 5,3%, impulsado, sobre todo, por el vídeo bajo demanda y la publicidad en internet.

En concreto, las plataformas de vídeo OTT crecerán en nuestro país un 11,9%, hasta alcanzar unos ingresos de 848 millones de euros en 2025, y se espera que superen los 20 millones de suscriptores en nuestro país en 2021. Dentro de este segmento, los sistemas que ofrecen contenido a los usuarios mediante suscripción (SVOD) son los que más crecerán hasta 2025; un 12,6%, frente a los sistemas de pago por contenido (TVOD), que lo harán un 5,5%. 

La publicidad en internet será otro de los grandes pilares sobre los que se sustentará la buena evolución de la industria, con un incremento de sus ingresos del 7,1% hasta 2025, “gracias a la alta penetración del acceso a internet a través del móvil, que se espera que en ese mismo año llegue al 73,9%% de la población, pero, sobre todo, al fuerte tirón de la publicidad en dispositivos móviles y al mayor uso de las redes sociales como soporte publicitario”, indica el informe. Los ingresos por el acceso a internet, tanto a través del móvil como de banda ancha fija, crecerán en España un 4,7%, hasta 2025, cuando alcanzarán los 12.364 millones de euros, pronostica este estudio.

También aumentarán los ingresos de videojuegos y los e-sports (+6,3%), la industria de la música (+12,2%) y la publicidad exterior (+11,6%). En el caso de los videojuegos y los e-sports, señalan, España es quinto mayor mercado de Europa y dentro de cuatro años se espera que sus ingresos superen los 2.478 millones de euros, impulsados por el auge de los videojuegos sociales y por la buena evolución de los ingresos procedentes de la publicidad y de los patrocinios en los e-sports. 

Desafíos

Frente a ello, el informe señala que el mercado de la prensa y de la publicidad en televisión son los que presentan desafíos más complejos. El sector de periódicos es el único de los que contempla el estudio que tiene estimaciones negativas para 2025: se prevé que los ingresos caigan un 0,1%, hasta los 1.148 millones de euros, con un descenso en términos económicos de la circulación de los periódicos impresos del 6,3%. Los ingresos por publicidad impresa también caerán a un ritmo del 1,2% hasta los 299 millones en 2025, mientras que los correspondientes a la publicidad digital se espera que crezcan un 7,1%.  Y destaca la apuesta de los editores de prensa digital por modelos de paywall como fuente de ingresos alternativa, una tendencia que se ha acelerado desde el inicio de la pandemia.

En cuanto al mercado publicitario de la televisión que, entre 2019 y 2020, cayó un 18,7%, hasta los 1.667 millones de euros como consecuencia de la crisis sanitaria, el informe indica que, aunque se espera que este mercado vuelva a crecer a un ritmo del 3,8% hasta 2025, “los ingresos previstos de 2.011 millones de euros seguirán estando muy lejos de los niveles anteriores a la pandemia”. Y que, aunque en 2020 las cadenas dispararon su consumo televisivo, “a largo plazo, la tendencia apunta a que la disminución de la audiencia de la televisión lineal y el aumento de vídeo bajo demanda limitará el crecimiento de la publicidad en la televisión”.

Con ello, los responsables del informe indican que “la salida de la industria española de entretenimiento y medios de la crisis generada por la Covid-19 será sólida y sostenible en el tiempo”.

El estudio recoge las perspectivas de crecimiento de catorce segmentos de la industria en nuestro país: televisión y vídeo, vídeo OTT, publicidad en televisión e Internet, videojuegos, realidad virtual, radio, podcast, música, cine, libros, revistas, periódicos y publicidad exterior.