pechos

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, con competencia legislativa plena, aprobó ayer la Ley General de la Comunicación Audiovisual, que establece un nuevo marco de regulación para el sector audiovisual. El texto ahora será enviado al Senado para continuar su tramitación parlamentaria.

La ley establece que los contenidos que puedan ser "perjudiciales para el desarrollo físico, mental o moral de los menores solo podrán emitirse entre las 22 y las 6 horas, debiendo ir siempre precedidos por un aviso acústico y visual", estando este último presente durante todo el programa.

En una primera valoración de este aspecto, fuentes de la AEA han señalado a Anuncios que “parece claro que el legislador no quiere en absoluto hablar de algo tan amplio como promover el culto al cuerpo y el rechazo a la autoimagen sin delimitar de qué se trata, porque podríamos caer en una desproporción monstruosa por lo que cualquier crema de belleza fuera prohibida de la emisión publicitaria. Por esta razón se especifican casos como productos adelgazantes intervenciones quirúrgicas o tratamientos de estética, que apelen al rechazo social por la condición física, o al éxito debido a factores de peso o estética”, al tiempo que, insisten, “hay que considerar que lo más relevante, como son los productos adelgazantes, ya están regulados por el Real Decreto de publicidad con pretendida finalidad sanitaria, lo que popularmente se conoce como Decreto de productos milagro e, incluso, en estos casos, se produce la salvedad de que se prohíbe salvo reconocida eficacia por parte de la Administración”.


Reducción de la publicidad

Además, finalmente, la Ley General de la Comunicación Audiovisual ha rebajado de 29 a 19 minutos máximos de publicidad por hora. El texto contempla así, en parte, las reivindicaciones del sector publicitario que, agrupado en una plataforma que reunía a un total de 15 asociaciones sectoriales y a la AUC (usuarios de la comunicación), pedía la traslación de la norma europea que limita a 12 el tiempo máximo de comunicación comercial por hora de programación en las televisiones.

De este modo, aunque la Ley aprobada ayer está todavía lejos de cumplir con el espíritu comunitario, pues sobrepasa en 7 minutos lo que dicta la Directiva, las asociaciones del sector, con la AEA a la cabeza, se sienten razonablemente satisfechos del trabajo realizado para hacer llegar sus reivindicaciones a los distintos grupos parlamentarios y a la sociedad. De hecho, el retraso en la aprobación de la norma, que en principio se había previsto para el 22 de diciembre, hasta ayer, fue motivado, en parte, “por la presión ejercida desde el sector publicitario”, según declararon entonces fuentes parlamentarias.