EROSKI

Este distribuidor incluirá durante todo el mes de julio con cada compra y en cada ticket un vale descuento por el importe equivalente a la subida del IVA para canjear en la próxima compra (canjeable hasta el 30 de septiembre). La acción cuenta con una campaña en televisión y una amplia información en su web en la que explica qué es el IVA y cómo afecta a cada producto.

Por su parte Lidl anunció el mes pasado su política de congelación de precios con carácter indefinido lo que según la cadena de supermercados supondrá un ahorro anual de hasta 137 euros para sus clientes. Se da la circunstancia que ambas campañas llevan el mismo lema “Stop IVA”.

Carrefour también se pronunció hace un par de meses en este sentido de la boca del director general de Carrefour España, Noël Prioux, que aseguró que “como criterio general no repercutirán el IVA” aunque sí lo harán en algunos productos donde “el margen sea tan estrecho que si no lo hacen, entran en “venta a pérdida”. Mercadona también ha afirmado que asumirá la subida impositiva.