ikea

La empresa sueca pretende transmitir que mediante pequeños o grandes cambios, se pueden hacer cosas ilusionantes y prometedoras. La creatividad es de SCPF, agencia que trabaja para la marca desde 1999, y la producción es de Garlic, con Pep Bosch como realizador. Wink/Ymedia maneja los medios.


“La nueva campaña es muy ‘Ikea’, con un mensaje sencillo pero muy claro de positividad que pretende ir más allá de cualquier mensaje comercial para proponer una postura ante la situación actual de muchos hogares, ante la crisis o ante todo lo que nos impide aspirar a nuestros sueños”, declara en un comunicado Gabriela Díaz-Guardamino, directora de marketing del anunciante.


El spot se puede ver en una versión de 45” en televisión y otra de 120’’ en internet. En palabras de Natalia Cazcarra, directora de servicios al cliente de SCPF, “esta película intenta inspirarnos en los tiempos que vivimos. Es una metáfora. Todos tenemos o teníamos un banco, una rutina, que los malos tiempos han ocupado y han hecho incómodos. Podemos resistirnos y obstinarnos en hacernos sitio en el mismo banco o bien, buscarnos una silla para empezar algo nuevo".


La última campaña de Ikea también se basaba en la idea de que un pequeño cambio puede ser el motor de un gran cambio.