Imagen de la campaña (Twitter de Amantis)

Todo comenzó el día 3 de diciembre, cuando la marca Amantis, especializada en juguetes eróticos, estrenaba campaña en el metro de Madrid con una creatividad que no dejaba indiferente a los usuarios de este transporte público. La propia marca replicaba en Twitter la imagen y preguntaba a los usuarios qué les parecía.

Días después les escribieron desde la empresa JCDecaux, que gestiona la publicidad en Metro. Como publica El País, les dijeron que "[desde Metro] no quieren que aparezca aleluya, ni incluirla o asociarla con la Navidad y el orgasmo", comunicaron por mail a los responsables de Amantis el 10 de diciembre.

El anunciante pidió a TutanPancho, diseñador de la campaña, que la reformulara y enviaron una alternativa. En esta aparecía un succionador encima de unas telas rosas, sin la palabra aleluya, pero con la siguiente frase: "Estas navidades volverás a creer en el orgasmo”. "Tampoco fue aceptada", cuentan desde Amantis, al diario generalista.

Entonces, la marca pasó a contarlo en redes sociales, donde tuvo una gran acogida.

Finalmente Metro de Madrid ha dado su brazo a torcer y mantendrá los carteles.