Netflix estrena la cuarta temporada de 'La casa de papel' hoy 3 de abril

El confinamiento ha traído como consecuenciaun consumidor digital que traslada a la red su día a día físico, es decir,  actividades como trabajar, comer, pasar el tiempo, socializar, entretenerse e informarse, según el informe ‘Digital Consumer 24 hours Indoor’ de Nielsen elaborado en colaboración con Dynata.

Si hace un año el 53% de los españoles encuestados admitía consumir  entretenimiento vía plataformas de suscripción online, ahora asciende al 72% del total, casi veinte puntos más, evidenciándose así la necesidad de tener un mayor abanico de posibilidades de ocio y llenar así más horas del día.

Netflix sigue siendo ‘la reina’ de estas plataformas, con el 75% de los usuarios, si bien el crecimiento más acusado lo registra Amazon Prime Video, que ha pasado del 40% al 55%, mientras que Movistar+ y HBO se mantienen con el 36% y el 33%, respectivamente. Llama la atención la entrada de Disney+ con el 15%, un estreno en los hogares que ha llegado en el momento justo, con los niños confinados sin colegios ni parques u otras salidas y demandando entretenimiento a sus padres.

Así, el consumo de horas totales de películas y series online ha aumentado respecto a 2019 de 38,5 horas semanales a 45,6 horas, un 18% más. Pero también ha crecido el uso de otra gran compañera, la radio, en casi un 7%, hasta 12,4 horas a la semana; y el de lectura del periódico, hasta 8,6 horas a la semana, un 17% más, buscando estar puntualmente informado de la evolución de la crisis sanitaria. Adicionalmente, el consumo de horas de televisión aumentó un 14,5%, pasando 17,2 a 19,7 horas en promedio semanal.

Estos datos han hecho, en parte, aumentar el tiempo que los españoles pasan conectados a internet, que según este informe, es ya del 47%. En total, 79 horas a la semana o, lo que es lo mismo, el equivalente a más de tres días, lo que representa un incremento del 7% con respecto a una semana normal previa a la crisis sanitaria del Covid-19.

Otros datos que aporta el informe es que la alimentación ha tomado la delantera a la moda y ahora uno de cada tres usuarios se lanzan a llenar su nevera, despensa y congelador por internet, cuando es un sector al que tradicionalmente le ha costado hacerse un hueco en el entorno online. Le siguen los productos de belleza y cuidado personal, con el 23,7%, mientras que la moda cae a la tercera posición, con el 22%, empatada con los productos de electrónica.

Nada que ver, por tanto, con el comportamiento promedio del año pasado, cuando la moda era la reina indiscutitible de las compras (44,5%), mientras que la electrónica y los productos de belleza representaban más del 30% cada uno y la alimentación apenas suponía el 19%.

Además, el estudio revela que también ha variado la franja horaria en la que se hacen las compras online. Si hace un año el prime time del consumo era entre las 18.00 y las 22.00 horas (el 44,8%), ahora es el 37,9%, casi a la par que el horario de entre las 9.00 y las 15.00 horas, con el 30%. Antes, la franja horaria matinal apenas aglutinaba el 2% de las transacciones online, lo que muestra que ahora hay mucha más gente con más tiempo libre en esas horas para poder hacer la compra, generando así un nuevo prime time de consumo al hilo de la cuarentena.

Y otro aspecto novedoso del consumo digital en cuarentena es el mayor uso del móvil con este objetivo. Su uso ha crecido seis puntos hasta el 46,5%, ‘robándole’ la primera posición al ordenador, que baja de aglutinar casi el 50% de las compras al 40%.