La campaña es obra de PS21

En el contexto actual generado por la pandemia provocada por la Covid-19, KFC ha reforzado sus protocolos de higiene en todos sus restaurantes, de cara a la reapertura. Con el objetivo de seguir concienciando a toda la población de la importancia y responsabilidad individual durante todo el proceso de la desescalada, la compañía ha buscado la manera de  adaptar su comunicación al contexto actual.

En este sentido, KFC se preguntó si podrían adaptar todas estas medidas de seguridad en sus restaurantes, a sus comunicaciones. Así que, para empezar, le han “puesto” mascarilla a todos los protagonistas de su campaña del lanzamiento de un menú especial, Mega Box 2 Burgers, obra de  la agencia creativa PS21 y que incluye televisión e internet. Proximia es la agencia de medios.

Además de la pieza audiovisual, KFC ha diseñado cuatro filtros de Instagram con cuatro diseños de mascarillas creados especialmente para esta ocasión. La marca lanzará un concurso en sus redes sociales para que sus fans puedan conseguirlas físicamente. Con esta acción, se pretende construir y amenizar lo que terminará conformando la “nueva normalidad” de las comunicaciones de la marca.  

Ante esta situación Pablo Calavia, senior communication marketing manager de KFC Iberia, ha señalado que “lo importante para superar la situación de crisis actual es el compromiso individual de cada persona”. En este sentido ha manifestado que “esta campaña pretende reflejar la nueva normalidad en un tono de humor animando al consumidor a ponerse la mascarilla al igual que lo hacen los protagonistas de nuestro spot”. 

Se trata de la primera campaña de KFC tras la declaración del estado de alarma en España y la compañía ha asegurado que su compromiso con empleados, colaboradores y la sociedad en general, se seguirá viendo reflejado en futuras acciones de comunicación para así “ayudar en la concienciación de la población”, como afirma Calavia.