La creatividad es de Oriol Villar

El cambio se enmarca en el inicio de un nuevo ciclo estratégico que abarca hasta 2023 y supone la integración de todas sus marcas (Leche Pascual, Bezoya, Bifrutas, Vivesoy y Mocay) en torno a un propósito que se expresa en esta frase: ‘Dar lo mejor para el futuro de la alimentación’. “Esta evolución”, se indica en una nota de prensa”. “refuerza el compromiso con la sociedad que la compañía lleva manteniendo desde su fundación y que se materializa en su modelo de gestión responsable".

La campaña de publicidad que comunica el nuevo posicionamiento de la compañía ha sido creada por Oriol Villar, que lleva trabajando para la marca desde 2018. La nueva identidad es obra del diseñador Enric Aguilera. La campaña consta de un spot de 80 segundos que ya se está emitiendo en televisión y dos de 20 segundos centrados en compromisos concretos de dos de las marcas de la compañía: Bezoya y Leche Pascual. Carat maneja los medios.

El concepto Dar lo mejor refleja, según se indica en la nota de prensa, “la filosofía de la compañía e integra el irrenunciable concepto de calidad de Pascual y lo eleva a todos los órdenes de la empresa. Su actitud de insatisfacción permanente, de superación, dar lo mejor les hace preguntarse cada día si lo que hacen hoy es lo mejor que pueden dar a la sociedad. Porque como dice la campaña ‘los que dan lo mejor son los que piensan cada vez menos en ellos mismos y cada vez más en todos los demás’”. 

Oriol Villar, director creativo de la campaña, dice: “Lo mejor es una utopía. Y la utopía es como el horizonte, que cuando avanzas, él también lo hace. Por eso lo mejor, lo mejor de verdad, es inalcanzable. Y eso intentamos transmitir en nuestra última campaña. Cómo Pascual intenta no solo mejorar la calidad del producto que hace, sino cómo también trata de perfeccionarse en cada punto del proceso, y así poder dar lo mejor como compañía”.

Por otra parte, la renovación de la identidad corporativa, de la que se ha ocupado Enric Aguilera, ha traído consigo “el rediseño de la ‘megabrand’, con un logo más simplificado, con aire más sofisticado y contundente que recupera la esencia de la compañía y mantiene únicamente el color rojo. Se presenta como un logo de gran compañía de alimentación, más allá de la leche. El ‘restyling’ también lleva un cambio de tipografía que aporta elegancia y modernidad e incluye el propósito corporativo de ‘Dar lo mejor’”.

Aguilera señala respecto a su trabajo: “Más de 50 años de historia es lo que les define como marca y para eso necesitamos una nueva imagen que represente el crecimiento y evolución, y que haga honor de dónde venimos. Las grandes marcas viven y evolucionan, pero siguen siendo fieles a los rasgos de identidad que más les singulariza y define. En el caso de Pascual la forma de H y el color rojo, pasa a ser la marca por excelencia, junto con una mejora de la tipografía que nos acerca más al mercado actual y que le da más modernidad y seriedad”. El nuevo logo corporativo se incluirá en los envases de todas las marcas para reforzar la vinculación entre estas y la marca corporativa.