La actriz Amaia Salamanca

El nuevo CEO de Raventós Codorníu, Sergio Fuster, presentó ayer en Sant Sadurní d’Anoia la campaña ‘Vivir para celebrar’, con la que la marca busca incentivar el consumo de cava fuera de las clásicas celebraciones, es decir, desestacionalizando su consumo. “Es una campaña que va más allá de la Navidad”, comenzaba diciendo Fuster a los medios presentes en persona y de manera virtual. El directivo también afirmó que tiene unas perspectivas optimistas para Navidad  e incluso para después. “Vamos a seguir celebrando, aunque sea de manera diferente. Esta pandemia un día pasará y tenemos que estar preparados para ese momento”.

Fuster ha destacado la necesidad de celebrar la vida, cada pequeño momento. “Y hoy, esta filosofía cobra más sentido que nunca. Cada pequeña alegría, por pequeña que nos parezca, es importante; de ahí la necesidad de celebrarlo, aunque sea extremando las medidas de prevención que nos exige esta nueva realidad”, ha subrayado.

Emmanuel Pouey, director de marketing de Raventós Codorníu, ha explicado cómo se ideó el anuncio y cómo lo trabajaron con los creativos de la agencia &Rosàs para conseguir reforzar el mensaje de la campaña. “La voluntad de esta campaña es reinventar totalmente el lenguaje de la marca Anna de Codorníu, elevarlo al lujo que le corresponde, un lujo asequible pero que no tiene nada que envidiar a los mejores espumosos del mundo”. Y ha añadido: “Esta campaña es una oda a la vida, una invitación a tomar las riendas, a soñar, a conseguir lo que uno se propone con toda su dedicación, y a celebrar cada paso en la buena dirección, cada logro”. 

Preguntado por la inversión, Pouey no ha querido desvelar la cifra pero sí ha apuntado que es potente. De momento la campaña se verá primero en Cataluña en medios tradicionales y en Navidad llegará al resto de España. Starcom maneja los medios.

La campaña es fruto de un estudio llevado a cabo para Codorníu sobre las celebraciones que destacaba que el 77,4 % de los españoles creen que la situación generada por la COVID-19 ha provocado un cambio en su forma de pensar: ahora valoramos más los pequeños momentos y queremos celebrarlos con nuestros seres queridos (71,8 %). El 89 % valoramos más que nunca poder celebrar la vida con gente a la que queremos. Además, el 81,7 % de los encuestados afirman que no es necesario un gran acontecimiento para celebrar algo: la vida y los pequeños momentos son un gran motivo de celebración en sí mismos. La mitad de la población española, el 49,1 %, considera que va a comprar más cava estas fiestas. El 36,1 % de los españoles afirman, además, que tendrán más cava en la despensa que en años anteriores.