Uno de los modelos

Ante una navidad cada vez más digital, en la que uno de cada dos niños incluye pantallas en su lista de deseos y tres de cada diez obtiene una antes de los 4 años, y como continuación de su compromiso en salud visual ‘Screen Pollution’, Multiópticas ha lanzado los Juguetes Screen Pollution, una gama de juguetes analógicos que funcionan con el móvil como batería para el juguete.

La campaña ha sido desarrollada, dirigida y producida por LLYC como continuación de la campaña SP Future, que planteaba la creación de mobiliario infantil en la que se había integrado pantallas. La polémica despertada se utilizó para para hacer un llamamiento social y concienciar sobre el uso responsable de las pantallas en la infancia. Ahora, se ofrece una solución real a la repetida pregunta: “Papá, mamá, ¿me dejas tu móvil para jugar?”.

Producidos con materiales sostenibles, esta primera edición limitada de los Juguetes Screen Pollution, son una gama de productos con seis modelos diferentes que permitirán, a los mayores de 3 años, darle un uso diferente al móvil: coche de carreras, coche con hélice, insecto, pintor, andador y oruga. Estos juguetes, además, cuentan con un fin social, ya que el 100% de la recaudación irá destinada a la campaña navideña de la Fundación Mensajeros de La Paz que permitirá que los niños de familias más necesitadas puedan disfrutar jugando en estas fechas tan señaladas.

Pueden adquirirse a través de la página web de Screen Pollution.

La gama de juguetes
La gama de juguetes

En palabras de Javier Sánchez Ciudad, director de marketing de Multiópticas, “estamos ilusionados de poder ofrecer una solución creativa y tangible a un problema que nos preocupa y que pusimos encima de la mesa con Screen Pollution en 2019. Ha sido una evolución natural desde nuestro compromiso con la salud ocular de las familias, especialmente de los más pequeños”.

Por su parte, David González Natal, socio y director del área de Consumer Engagement de LLYC, comenta que "la idea surge como tantas veces de vivencias personales. Sobrinos, hijos o primos pequeños que en reuniones familiares siempre nos pedían los teléfonos para jugar y a los que nos costaba decir que no. Ante esa situación pensamos en cómo poder dejárselos, pero hacerlo de una forma completamente diferente, que dejaran de mirar la pantalla... La solución han sido los Juguetes Screen Pollution".

 

¡CONTENIDO BLOQUEADO!

Aquí hay un vídeo que no puedes ver debido a tu configuración de cookies. Puedes ver nuestra política de cookies o abrir el vídeo en youtube.com

Política de cookiesVer en youtube.com