Mango estrena este competo de tienda en la ciudad alemana de Düsseldorf

La firma de moda Mango estrena una nueva imagen de tienda con una fuerte influencia de la cultura y el estilo mediterráneos, donde predominan las tonalidades cálidas y bases de colores neutros, que se mezclan con materiales tradicionales, artesanales, sostenibles y naturales, como la cerámica, la toba, la madera, el mármol, el esparto o el cuero. Jan Rivera, director creativo y de imagen de Mango, ha explicado en una nota de prensa que a través de este nuevo concepto de tienda han querido reflejar la esencia de la marca: "La cultura mediterránea forma parte de todo lo que hacemos como marca y quiénes somos los que estamos detrás de ella, de modo que hemos querido acercarnos a nuestros clientes con esta filosofía.”

La sostenibilidad, la eficiencia energética y la integración arquitectónica en el entorno son uno de los principales objetivos para la marca. Para ello la compañía ha pensado en un concepto evolutivo que pretende integrar los avances en estas materias: las tiendas cuentan con una iluminación y climatización ecoeficientes, y un diseño que incorpora materiales sostenibles como las pinturas naturales. Además, Mango continúa colaborando con Moda re-, con el proyecto de recogida de ropa y calzado usado para su reutilización, reciclaje y valorización energética.
 
Para continuar avanzando en la mejora de la experiencia de cliente, Mango ha escuchado a su Comunidad de Innovación, un espacio donde los clientes de la marca pueden expresar en primera persona sus preferencias, opiniones y expectativas acerca de los productos y estrategias de negocio de la compañía. Teniendo esto en cuenta, Mango ha creado un espacio funcional, relajado y acogedor, con el objetivo de potenciar y facilitar la interacción entre cliente y personal de tienda. A la vez, ha incorporado nuevos servicios y funcionalidades, como el concierge station, un punto de referencia donde el personal podrá resolver cualquier necesidad que tenga el cliente, además de contar con probadores más amplios y cajas en todas las plantas.
 
Mango continúa apostando por la omnicanalidad (el pasado año su tienda online cumplió veinte años) y, además de contar con una amplia zona de click & collect, los nuevos espacios expondrán colecciones exclusivas online, que los clientes podrán ver y probarse en la tienda. Además, la tecnología de In Store Analytics (deep learning), combinada con la tecnología RFID, proveerán de datos al personal de tienda para poder implementar iniciativas de mejora continua relativas a la disponibilidad de las prendas, la distribución de las colecciones y la navegación en tienda, entre otras.

César de Vicente, director global de retail de Mango, afirma en comunicado, que la "industria está en plena transformación y Mango también. Las tiendas siempre serán un punto de encuentro privilegiado de nuestros clientes con la marca y por eso queremos ofrecerles experiencias únicas y personalizadas, apoyadas en tecnologías y servicios omnicanal y en un entorno acogedor.”

La primera tienda que contará con este concepto será la de Düsseldorf, que se inaugurará en el mes de marzo. Con una superficie de venta de 1.400 metros cuadrados, está situada en el edificio Kö-Bogen II, también conocido como el “edificio verde” por la gran masa de vegetación que cubre la fachada.

Imagen de la nueva tienda de Mango
Imagen de la nueva tienda de Mango