app

El cambio de metodología incorporado el pasado año en la recogida de la información correspondiente al medio exterior, en la que el periodo de análisis pasaba del día de ayer a la última semana (medida aplicada desde la primera oleada de 2015), ha tenido sus frutos y si en 2014 la penetración del medio en la población rondaba el 58,8%, en el acumulado de la ola que se acaba de presentar se aproxima al 72%, con más de 28,4 millones de individuos.

De este modo, solo Televisión, con una penetración del 88,2% y más de 35 millones de espectadores, cifra prácticamente idéntica a la del año anterior, cuenta con mayor penetración que Exterior.

Les sigue Internet, con una audiencia de 27 millones de individuos, el 68% de la población, un 1,3% más que en el mismo acumulado del año anterior.

Con alrededor de 24 millones de oyentes, la Radio es el tercer medio por penetración, estabilizada ésta en el entorno del 60%.

Los Diarios, con 11,2 millones de lectores, mantienen prácticamente el mismo porcentaje que en el acumulado de hace un año, en torno al 28%. Igualmente, la lectura de Suplementos también parece estabilizarse (aunque pierde medio punto porcentual) en el entorno del 10% de la población, con 4,1 millones de lectores. Las Revistas, con una audiencia global de 14,8 millones de lectores, han perdido casi un punto de penetración respecto al acumulado de 2014, y se sitúan en un 37,3%. También la audiencia cinematográfica se muestra estable en torno al 3,6% de la población y alrededor de 1,4 millones de individuos.

Internet

Por lo que respecta a los datos de esta primera ola de 2016, el porcentaje de internautas en un día promedia alcanzan al 70% de la población española de 14 años o más, y los que se han conectado al menos una vez al mes son el 76,1 %. Aunque es ligeramente mayor el número de hombres que de mujeres  cuando se analiza los datos de conexión del día de ayer (71,4% versus 68,6%), por primera el acceso de estas en un día promedio es ligeramente superior a l de los hombres.

No obstante, el  acceso a internet continúa siendo la asignatura pendiente para los más mayores:  los individuos de 55 años en adelante están por debajo del promedio y entre los que superan los 65 años el acceso se reduce a la mitad  de la media general. Eso, a pesar de la explosión de los teléfonos inteligentes.

 

Accede a los datos