Imagen
Una campaña de Acciona que buscaba concienciar sobre el ahorro de agua

El cambio climático se ha posicionado en los primeros puestos entre las mayores preocupaciones tanto para la población en general como para administraciones y empresas a nivel mundial.  Los programas de concienciación han conseguido que cada vez más ciudadanos comiencen a cambiar sus hábitos para poner su granito de arena ante este problema. Para conocer el alcance de estos cambios en el día a día de la población, Ipsos junto al Foro Económico Mundial, ha realizado un estudio sobre cómo el cambio climático ha influido en el comportamiento de los consumidores en 28 países.

A nivel global, un 69% de los encuestados admite haber realizado modificaciones en sus hábitos de consumo por la preocupación ante los efectos del cambio climático. De este porcentaje, un 17% ha realizado muchos y un 52% solo algunos.

Entre los países en los que más ciudadanos han hecho cambios en su comportamiento son: India (88%), México (86%), Chile (86%), China (85%), Malasia (85%) y Perú (84%). Destaca Japón como el único país donde el 31% dice haber realizado alguna modificación, mientras que casi la mitad (47%) admite no haber hecho ninguna. Otros países donde se registra menos acciones en este sentido son Estados Unidos (36%), Los Países Bajos y Rusia con un 35% cada uno.

España se sitúa en el top 10 de países donde sus ciudadanos han realizado cambios en su día a día para luchar contra el cambio climático (76%), y solo un 17% admite no haber hecho nada.

¿Qué hemos cambiado?

Los cambios a nivel individual pasan por diferentes gestos diarios, el más común se encuentra en la cantidad de agua que se usa en el hogar, un 60% de los que han emprendido esta transición ecológica han realizado este ajuste, que representan el 41% de la población adulta total. También se ha aumentado la cantidad y la frecuencia con la que reciclamos, concretamente un 57% de los que han tomado alguna acción al respecto lo hace, que son ya el 38% del total de encuestados. El ahorro energético es otro de los protagonistas de los hogares más concienciados, un 50% de los que admiten haber cambiado sus hábitos lo ha puesto en práctica, siendo ya un 35% de toda la población.

También se ha aumentado la frecuencia con la que se reutilizan productos en vez de desecharlos, concretamente un 50% de los más concienciados pone en práctica esto, siendo ya un 35% del total de la población. La concienciación sobre la importancia de consumir productos de proximidad y más ecológicos también ha centrado parte del debate, de hecho, un 46% de los que han cambiado sus hábitos lo ha aplicado a su compra según estos criterios. Algo que se extiende también al equipamiento del hogar, un 41% se decanta ya por electrodomésticos de bajo consumo o marcas más respetuosas con el medio ambiente, es decir, un total del 28% de la población.

En España, el ahorro de agua es lo que más practican aquellos que han decidido modificar sus hábitos (61%), también ser más responsables con el consumo de energía (58%). Un 55% admite que recicla más y más a menudo, así como contar con un equipamiento del hogar más eficiente (51%). La reutilización de productos forma parte de la vida del 49% de los que están tomando medidas contra el cambio climático, así como realizar una compra de comida más responsable (46%).