La idea es de la agencia LLYC, pero han colaborado también TBWA y OMD

En el marco de un restaurante efímero, totalmente forrado con cartón reciclado y en el que durante cinco días los consumidores podrán conocer propuestas de envases más sostenibles, McDonald’s ha anunciado las medidas que está implementando en este terreno.

La medida más inmediata que ha anunciado McDonald’s es la retirada de las pajitas de plástico de todos sus restaurantes de España, que tendrá lugar el próximo 24 de febrero. Para marcar este hecho, la compañía ha lanzado a subasta su última pajita de plástico en España. Las pujas se podrán realizar a través de eBay.es hasta el próximo 7 de febrero, y toda la recaudación se destinará a la Fundación Infantil Ronald McDonald. 
Con el objetivo de dar mayor visibilidad a la subasta, y con ello, a sus compromisos con el medioambiente, McDonald’s ha lanzado una campaña en medios digitales y redes sociales. El concepto creativo ha corrido a cargo de la agencia LLYC, y en su ejecución e implementación han colaborado también las agencias TBWA y OMD.  

McDonald’s ha presentado su estrategia de sostenibilidad como parte de un movimiento colaborativo al que ha llamado Happy Change. Tal y como explica la compañía, “se trata de un cambio en positivo para frenar el cambio climático, que implica una mayor concienciación sobre el impacto que tienen nuestras acciones, pero que no podemos hacer solos. Creemos que, cuantos más seamos, más grande y positivo será este impacto”. 

Mucho más que la eliminación de las pajitas de plástico

Además de la retirada de pajitas de plástico, McDonald’s ha anunciado una hoja de ruta que contempla la sustitución de otros envases de plástico de un solo uso, como los cubiertos de plástico o los palitos de los globos. Pero la compañía quiere ir más allá, y ha anunciado la sustitución de otros envases de plástico, como los envases de los smoothies, frappés y los vasos de cerveza, por vasos de papel. Este cambio ya se inició en 2019, con la sustitución del bol de plástico de las ensaladas y el diseño de un nuevo envase de papel, sin tapa, para el McFlurry. La implementación de todas estas medidas supondrá una reducción de más de 1.350 toneladas de plástico en un año. 

Como parte de este trabajo constante, en 2018 el 80% de los envases de McDonald’s ya procedía de fuentes recicladas, renovables o certificadas. La compañía se ha comprometido a que este porcentaje alcance el 100% en un plazo máximo de cinco años.