fairy
Fairy es una de las marcas de P&G

Cada vez son más las marcas que están llevando a cabo medidas para reductir su impacto medioambiental. Tras los compromisos de Coca-Cola,  Dove y Nestlé, de los que hemos hablado estos días, la multinacional Procter&Gamble ha hecho público que sus marcas de cuidado del hogar  (como Don Limpio y Fairy) incrementarán el uso de plástico reciclado hasta las 9.000 toneladas de resina posconsumo y resina posindustrial, lo cual eliminará el plástico virgen de la cadena de suministro. Esto equivale a la cantidad de residuos generada por 6,5 millones de ciudadanos europeos cada día. En total, 300 millones de botellas de marcas europeas de cuidado del hogar de P&G se convertirán en plástico 100% o parcialmente reciclado cada año.

Estos datos representan un logro clave para cumplir el objetivo del plan "Ambición 2030": reducir en un 50 % la cantidad de plástico virgen en todos los envases antes de 2030.

Para Elvan Onal, vicepresidenta de la división europea de Cuidado del hogar de P&G, los esfuerzos que están llevando a cabo para minimizar nuestra huella ecológica van más allá del envase: "el análisis de ciclo de vida (ACV) nos brinda una visión holística de nuestro impacto (desde el diseño del producto hasta el fin de su vida útil, pasando por el transporte y el uso por parte del consumidor) para garantizar la administración responsable de los recursos de principio a fin".

Los hallazgos del ACV indican que la mejor ocasión de reducir la huella ecológica de los productos para el cuidado del hogar se presenta en la fase de uso del consumidor, cuando se suele utilizar una gran cantidad de agua en casa, a menudo a altas temperaturas.  Así pues, la compañía ha optimizado las fórmulas de dichos productos de P&G con el objetivo de que ofrezcan "excelentes resultados a baja temperatura", según el comunicado. Los consumidores normalmente lavan los platos con agua caliente: si se usa Fairy con agua más fría, se puede reducir la huella de carbono hasta un 50 %. Asimismo, Don Limpio está diseñado para ofrecer una "limpieza excepcional a bajas temperaturas, de modo que los consumidores ahorran energía".

"Según nuestro análisis de ciclo de vida, tenemos una magnífica oportunidad de mejorar la sostenibilidad gracias a nuestros productos, ya que su elevado rendimiento permite ahorrar energía y agua", prosigue Elvan. "Queremos causar una muy buena impresión a los consumidores en vez de obligarlos a elegir entre una marca respetuosa con el medio ambiente y otra que les ofrezca los resultados que buscan. Aceptamos este desafío porque sabemos que, si creamos productos más eficientes, los consumidores podrán minimizar los malos hábitos y reducir su huella ecológica".