Una campaña reciente de Mapfre

“COVID-19 indudablemente causará estragos en el sector en el próximo año, tanto financieramente, ya que las marcas, que ya operan en márgenes delgados como una oblea, se están ahogando en reclamos, y según la reputación, las marcas están arriesgando un daño potencial irreparable ya que se niegan a pagar reclamaciones relacionadas con el COVID-19”, señala el informe.

Mapfre está este año en el puesto 38, cinco por debajo que el ranking de 2019 (puesto 33 en 2019). Catalana Occidente también ha descendido cinco puestos, del 89 en el que se situaba en 2019 al 94 en 2020, debido principalmente a una bajada de un 1% en el valor de la marca.

Mapfre, que acaba de adelantar los resultados de su primer trimestre, ha registrado un beneficio neto de 127 millones de euros, un 32% menos que en 2019, debido al impacto en las divisas y las catástrofes naturales en Puerto Rico y España, se indica. Además, aplaza a la segunda mitad del año su decisión sobre el dividendo correspondiente a 2020. “Debido a la situación actual, desde el grupo calculan que ocurrirá un aumento de la siniestralidad en las áreas de salud, decesos y vida, mientras que disminuirán los siniestros en la rama de autos y seguros generales, y a largo y medio plazo, también una reducción de los ingresos por primas. Pero la aseguradora ya ha adoptado diferentes medidas encaminadas a paliar los posibles efectos, entre las que destacan una reducción de las inversiones y el aumento de la liquidez”.

Mapfre mantiene la calificación de AAA- y ha aumentado un 2% su fortaleza de marca. “Pese a la situación actual que vive todo el sector, el grupo dispone de los niveles de solvencia y liquidez para afrontar la crisis. La ratio de solvencia II de Mapfre se situó en el 187% en este último trimestre, frente al 195% logrado en septiembre. En cuanto a la liquidez, la compañía ha destacado su flexibilidad financiera”, se indica.

El informe incide en el hecho de que las compañías aseguradoras en España han constituido un fondo sectorial destinado a la protección del personal sanitario que trabaja en primera línea para tratar a los contagiados por coronavirus. “Una iniciativa que Mapfre ha apoyado desde el primer momento. La aseguradora ha movilizado ya más de 80 millones de euros en España para luchar contra el virus y frenar sus consecuencias económicas”.

Catalana Occidente es la segunda marca española incluída en el ranking de las cien más valiosas, situada en el puesto 94.

El sector en España

Aunque fuera del ranking de las cien marcas más valiosas, el estudio señala a Santalucía como la marca del sector asegurador que más había crecido en términos de reputación entre 2018 y 2019, con un  crecimiento de 4,8%, con datos de noviembre. Líder del segmento de decesos por delante de Ocaso y Mapfre, la aseguradora ha tenido que reforzar el la plataforma que da asistencia el área de decesos a causa del COVID-19 ya que solo en los meses de marzo y abril las llamadas se han incrementado más de un 800%.

SegurCaixa Adeslas, del grupo Mutua Madrileña, es líder en seguros de salud con un 30% del mercado, por lo que esta crisis probablemente también repercutirá en la marca de ésta última. La aseguradora presidida por Ignacio Garralda ha destinado 50 millones de euros para ayudar a colectivos vulnerables a causa de la pandemia. También en el sector salud, Sanitas, que en 2019 ha apostado estratégicamente por la digitalización en la compañía ha aumentado sus recursos (camas, UCIS, personal, material, equipos,…) para duplicar su capacidad de respuesta ante la pandemia.

Línea Directa, la aseguradora líder y pionera en España en venta telefónica y online, sigue trabajando para dar la campanada en el Palacio de la Bolsa a finales de año, señalan. Según los últimos resultados, la firma elevó un 8,9% sus beneficios de enero a marzo respecto al mismo curso del periodo anterior, hasta los 29,1 millones de euros. Admiten dificultades pero aseguran que han aumentado las ventas de primas un 2,3% hasta marzo y que confían en el reclamo de su posicionamiento en precio para superar la crisis sectorial.

El beneficio neto presentado por Pelayo crece casi un 40% en el primer trimestre del año, según sus últimos resultados pese a registrar un descenso en la facturación (se ha situado en 89,6 millones de euros, con un ligero descenso de un 2,7% respecto a 2018). Con rumores acerca de futuros cambios en la identidad visual de la marca, la aseguradora se fijaba como objetivos de su Plan Estratégico mejorar el margen, la fidelización, la gestión de la omnicanalidad y la diversificación.

Caser, adquirida en enero de 2020 por Helvetia Seguros, ha supuesto un hito histórico para la suiza que ha obtuvo un beneficio neto de 28,8 millones de euros durante el ejercicio 2019, lo que representa un descenso del 2,7% respecto a las ganancias un año antes, indica el informe. Con sede en Sevilla, la aseguradora afirma que España es un país estratégico para la compañía ya que es la tercera región que más aporta al resultado consolidado del grupo suizo.


Líderes globales


De acuerdo con el estudio, las marcas de seguros chinas dominan el Top 10, con Ping An a la cabeza después de registrar un impresionante crecimiento del 20% del valor de marca que ahora es de 54,7 mil millones de euros. En conjunto, las marcas de seguros chinas aportan al ranking un valor de 107,5 mil millones de euros. En 2019 el país estaba representado por 12 entidades “por lo que queda demostrada la estabilidad del sector de seguros en el mercado chino”.  Además de Ping An, figuran en el top 10: China Life, AIA CPIC y PICC.

Otro incremento notable ha sido el de Canada Life: un 726%, hasta alcanzar los 7.000 millones de euros, haciéndola saltar 72 posiciones en el ranking hasta el puesto 14, convirtiéndola en la marca de más rápido crecimiento del ranking de 2020. Por su parte,  Poste Italiane es la marca más fuerte del sector, atendiendo a factores como la inversión en marketing, la familiaridad del cliente, la satisfacción del personal y la reputación corporativa. Su valor de marca es de 6.000 millones de euros.

Más allá del sector de seguros, el valor de las 500 marcas más valiosas del mundo podría caer en un estimado de 1.000 millones de euros como resultado del brote del coronavirus.