Imagen: Bershka

En esta nueva oleada del estudio llevado a cabo por Momentumla agencia del grupo McCann, se señala que el porcentaje de españoles que se ha fijado en patrocinios de marcas durante las experiencias virtuales es de un 84% y un 88% cree que muchas marcas comunican pero no están actuando (un 3% menos respecto a la tercera ola). Para ellos, las marcas deberían centrarse en conectar con sus consumidores en un momento como este (92%).

Por otra parte, más de un 90% opina que las marcas que fomentan los eventos físicos ahora mismo están poniendo en riesgo su reputación y un 11% confía menos en las marcas ahora que antes del COVID.

En relación a las experiencias, conciertos o eventos deportivos, en esta cuarta ola se desprende que un 46% de los consumidores están abiertos a nuevas formas de entretenimiento a las que no habían prestado atención anteriormente y más de un 85% no necesita experimentar algo en persona para sentir que lo ha experimentado. De hecho, disminuye el porcentaje de público que planea asistir a un evento en vivo a corto plazo y aumentan los fans que tardarán al menos cuatro meses (un 53%) en volver a hacerlo. Además, cuando lo hagan, un 54% no se sentirá cómodo interactuando con otros asistentes o brand ambassadors.

Asimismo, en la cuarta ola de la investigación se confirma la tendencia del cambio positivo en las emociones de los españoles, siendo las más numerosas la felicidad, la relajación y el agradecimiento con las que se identifican el 37% de los encuestados.

A diferencia de la ola anterior, en la que la mayoría de los encuestados no creía que pudiéramos recuperar la vida tal cual la conocíamos anteriormente, en esta, un 33% considera que la distancia social es temporal (un 16% más). Además, desciende en más de 18 puntos el porcentaje de consumidores que opina que el mundo será diferente tras el COVID.

Accede a los detalles del estudio aquí