Web de Mango

En su análisis la agencia muestra cómo la crisis provocada por el COVID-19 está afectando económicamente a los consumidores en todo el mundo y, a medida que las tiendas comienzan a reabrir y se desbloquean los mercados, analiza cómo los consumidores están planteando sus compras y su poder adquisitivo.

Más concretamente, Mindshare identifica cinco insight. Estos son:

  1. Casi tres de cada diez personas en todo el mundo declaran estar "muy afectadas" económicamente. Países como India (85%), México (79%) y Singapur (77%) han sufrido el mayor impacto, mientras que China es el país menos afectado (48%).
  2. Las generaciones más jóvenes se sienten más afectadas financieramente, las generaciones de más edad declaran haber sufrido menos impacto. En todos los mercados rastreados, los jóvenes de 18 a 34 años fueron los más afectados económicamente y los de más de 65 años los menos afectados. “Hacia este grupo cabría esperar que las marcas se dirigieran con especial interés hacia ellos con la seguridad de que tienen dinero disponible. Analizando la división de género de este impacto, las mujeres parecen ser generalmente más afectadas que los hombres, pero no significativamente. Por mercado, China es el menos afectado, mientras que India tiene más del 80% de los 18-34 afectados económicamente por el virus. México se desmarca de la tendencia, ya que los más afectados son la fuerza laboral de 35-44”.
  3. El aburrimiento  “toma el relevo”. “La mayoría de los consumidores todavía se sienten preocupados porque la situación de la pandemia no muestra signos de desaceleración, sin embargo, este sentimiento ha disminuido en las últimas cinco oleadas y, aunque en marzo más de seis de cada diez personas afirmaban estar preocupadas, ahora se ha estabilizado a poco más de 50%.  Sin embargo, hay un aumento del  sentimiento de aburrimiento, solo en el último mes aumentó de uno de cada cinco personas a uno de cada cuatro personas que declaran este sentimiento. En países como Singapur, este sentimiento es aún más evidente ya que las personas que dicen estar aburridas son dos de cada cinco”.
  4. Las compras online continúan creciendo. “Dado que muchos países aún están flexibilizando las medidas de bloqueo, el único aspecto de la vida que se ha convertido en la norma son las compras online. Desde el comienzo de la pandemia y hasta marzo, el número de consumidores que hicieron compras online “más que antes" fue del 31%. Ahora ha aumentado a casi uno de cada dos. China, donde se levantaron las medidas de bloqueo en abril, está liderando esta tendencia con el 61% de los consumidores que afirman hacer más compras en línea ahora que antes de la pandemia. Curiosamente, las generaciones mayores (55+) que solo tenían un 5% que afirmaban estar comprando en línea más en la primera ola, ahora han visto este número subir esta cifra al 33%”.
  5. Los consumidores ansían la vuelta a la normalidad. “En la última ola, seis de cada diez personas dijeron que "no pueden esperar a volver a la normalidad" y esto es más alto para mercados como Singapur 72%, EE. UU. 69% y Reino Unido 67%, donde las medidas de bloqueo fueron menos estrictas que algunas de los mercados europeos, pero  donde los confinamientos han durado más. Los consumidores también esperan que las marcas vuelvan a un marketing más normal, ya que uno de cada dos quiere ver publicidad de la marca que refleje la vida diaria normal. China e India nuevamente indican una mayor necesidad de querer que las marcas vuelvan a la normalidad, con un 60% que desean que la publicidad vuelva a ser como era. También existe el deseo de “mimarse” a uno mismo después de las dificultades del encierro, ya que una cuarta parte de los consumidores está de acuerdo en que se “regalarán” artículos de lujo una vez que todo haya terminado. Estados Unidos y Singapur lideran esta tendencia”.

Accede a una infografía desde este enlace