Compra online recurso Noviembre 2021 MKN

Si los españoles planeaban sólo comprar lo que consideraban una prioridad y así ahorrar todo lo posible durante 2020, en 2021 y según el informe Digital Consumer Spain de Nielsen, la tendencia cambia.  Así, la disposición a comprar de manera habitual de los españoles de cara a esta campaña navideña aumenta hasta 5 puntos, mientras que la cantidad de personas que comprarán menos para ahorra, disminuye de un 21% en 2020 a solo un 11% este año. Además, que los que comprarán tan solo aquello que consideran una prioridad, disminuyen unos 4 puntos.

Sin embargo, la forma en la que compran los españoles ha cambiado, ya que según el Digital Consumer Survey de Nielsen, la cantidad de españoles que buscarán las rebajas a la hora de comprar ha aumentado hasta 4 puntos (desde un 12% a un 17%) en 2021 con respecto al año anterior. Un hecho que cobra especial relevancia para las empresas de cara al Black Friday, ya que aquellas que centren sus estrategias en entender lo que necesita el consumidor serán las que realmente acierten. 

Predisposición al gasto

El 19% de los españoles asegura que comprará de manera habitual, porque su presupuesto se lo permite, mientras que si analizamos por comunidades, en Cataluña la cifra aumenta hasta el 21%, en Madrid al 22%, y en Castilla León se incrementa 7 puntos con respecto a la media, hasta alcanzar el 26%, siendo por tanto, los castellano leoneses los más predispuestos al gasto durante estas Navidades. Por el contrario, la predisposición al ahorro será mayor en la Comunidad Valenciana, ya que un 14% declara que comprará menos para ahorrar dinero, 3 puntos por encima de la media de España (11%).  Por su parte, en Andalucía la cifra baja hasta el 9% lo que significa que menos personas en esta comunidad van a restringir su gasto durante esta campaña navideña.

En cuanto a la influencia de las promociones, descuentos y rebajas en la decisión de  compra, son los valencianos los que aseguran que estos factores serán más determinantes para ellos (5 puntos por encima del resto de españoles), seguidos de cerca por los andaluces (3 puntos más que el resto). Por el contrario, los catalanes (3 puntos por debajo del resto de los españoles), los madrileños (5 puntos por debajo que el resto) y, especialmente, los castellano leoneses,(8 puntos por debajo de la media) no solo son los que muestran más predisposición al gasto para estas Navidades, sino que además afirman que le dan menos importancia a las rebajas a la hora de decantarse por un producto o servicio.

Internet ante el temor a los desabastecimientos

Conocer la preferencia por el canal de compra de los españoles es determinante para las marcas a la hora de organizar el inventario para la campaña navideña de 2021, en la que se espera una elevada rotación de productos. Según las cifras, existe una ligera preferencia por la compra online frente a la física, aunque hay factores que pueden hacer cambiar de opinión a los consumidores españoles. Según el informe de Nielsen, el 39% de los españoles declara que si hay promociones exclusivas en alguno de los canales, están dispuestos a cambiar de opinión (ya sea comprar online o presencialmente), para aprovechar los descuentos. Por otra parte, el 24% asegura que la experiencia de compra es un factor determinante, así como también lo es el inventario de productos disponibles en cada canal para el 16% de los españoles.

Por tanto, si las marcas planean hacer ofertas exclusivas en alguno de los canales, o hacer algo extraordinario de temporada para mejorar la experiencia de compra, deben ajustar su inventario acorde a ello para garantizar el suministro a los clientes, en esta época marcada por la incertidumbre.

Por otra parte, se abren nuevos canales de venta en nuestro país, que poseen un gran potencial de atracción para el público más joven. Estas nuevas tendencias de compra incorporan el social commerce o el live commerce, que proporcionan más facilidades a los consumidores para adquirir de inmediato los productos cuando tienen una inspiración o un antojo a través de las redes sociales y plataformas online. Existe una disposición de sumarse a estas tendencias por parte de los españoles durante la campaña navideña, por lo que, si las marcas lo empiezan a implementar, deben tomar en cuenta que esto ahorra todo el proceso de distribución a tiendas físicas en la cadena de suministro y adaptar su logística a ello.

Conocer el comportamiento del consumidor y la posición con la que enfrentará la época de compras navideñas y de Black Friday permitirá a las empresas planificarse en base a ello y minimizar las adversidades de suministros y rupturas de stock que puedan presentarse, concluye Nielsen.