Epícteto, influencer de la antigua Grecia, lo tenía claro: “Lo importante no es lo que te sucede, sino cómo reaccionas a lo que te sucede”. Lástima que su comentario se hiciera casi 2.000 años antes de la invención de las RRSS: seguro que hubiera sido trending topic.

Estos meses hemos presenciado/tenido/sufrido incesantes debates sobre cómo nos puede afectar a nivel psicológico todo lo que estamos viviendo desde la llegada del coronavirus, las secuelas del confinamiento y la incertidumbreconstante en la que vivimos al no vislumbrar el final de esta crisis. Pero en todos ellos se tiende a hablar de forma general sin tener en cuenta factores como la edad… más allá de la incidencia de la enfermedad en los diferentes grupos. 

Parece lógico pensar que, según la edad en la que nos ha llegado esta situación, nuestra manera de afrontarla será distinta. En Ipsos, como apasionados que somos del estudio del comportamiento humano, hemos querido hacer un enfoque exhaustivo para entender cómo la población se está comportando ante un hecho tan insólito como una pandemia mundial. Así, a través de nuestros informes “Essentials” llevamos tomando el pulso de los sentimientos y percepciones desde el inicio de la crisis en todo el mundo, y en una de sus últimas ediciones hemos observado interesantes variaciones según la edad de los encuestados.

Lo primero que llama la atención es que el sentimiento que prima entre los que forman la GeneraciónZ (menos de 24 años) y los Millennials (entre 24 y 38 años) es el aburrimiento, sobre todo entre los primeros. La obligación de poner en pausa nuestra vida social ha hecho más mella en ellos, auténticos seres sociales. Un hecho que también explica que sean los que se sienten más solos en estos momentos. Por el contrario, en las generaciones más mayores predomina una sensación de “derrota”.


Si ponemos el foco en las preocupaciones, encontramos un gran equilibrio en todas las generaciones, pese a que, evidentemente, la lista la lidera siempre la pandemia. En este clima de inmediatez, urgencia y cortoplacismo, no sorprenden los porcentajes tan bajos con respecto al medio ambiente

El último gran insight que quiero remarcar aquí a modo de resumen versa sobre el grado de optimismo con respecto al futuro. Aquí, la juventud siempre implica optimismo: los menores de 38 años son los que más creen que podrán volver a la normalidad en menos de un año. Las generaciones más mayores se muestran más cautas -casi 20 puntos porcentuales entre las generaciones extremas- con respecto al fin de esta nueva normalidad. El tiempo dirá…

Retomando el insight inicial de Epícteto: solo si comprendemos a nuestro consumidor-ciudadano y dimensionamos su vivencia de la pandemia, podremos ofrecerle alternativas de gestión, normativas, de comunicación y de consumo que verdaderamente le satisfagan.

* * *

Si te has quedado con ganas de más datos, ya sabes lo que tienes que hacer. Como dice Stephen King como colofón a su fantástico ensayo “Mientras escribo”: “si tienes sed, simplemente bebe”.