MyM

Las exigencias del nuevo consumidor hacia las marcas y los medios y las posibilidades de cambiar las cosas que tiene el poder creativo y estratégico de la publicidad fueron algunas de las grandes líneas que recorrieron las conferencias pronunciadas en la segunda edición de Mentes que despiertan mentes, encuentro organizado por Anuncios y celebrado ayer.

La jornada contó con tres conferenciantes: Maurice Lévy, presidente y CEO del grupo Publicis; David Droga, fundador y presidente creativo de Droga5, y Antonio Campo Dall’Orto, vicepresidente ejecutivo de MTV Networks, quienes presentaron sus ideas ante cerca de doscientos altos directivos de agencias, anunciantes y medios.

Maurice Lévy pronunció un discurso en el que, a la luz de las actitudes de los jóvenes, defendió la necesidad de un nuevo planteamiento de la actividad empresarial muy marcado por la responsabilidad social. Frases como “Los consumidores tienen derecho a dudar de las empresas”; “Esta generación tiene el poder de exigir a las multinacionales y a los Gobiernos un plan de sostenibilidad”; o “Actualmente no hay recursos para seguir consumiendo más, hay que consumir mejor”, jalonaron una intervención que terminó con una defensa de lo que denominó “crecimiento ético”.

Pereza

David Droga hizo una rotunda defensa de la capacidad, y necesidad, de la industria publicitaria de hacer contribuciones positivas a la vida de las personas. En una intervención ilustrada con campañas de su agencia, el prestigioso creativo afirmó que “el sector ha trabajado muy duro para llegar a ser muy perezoso y aplicar siempre las mismas fórmulas, cuando en realidad tenemos la oportunidad de causar un efecto positivo en muchos más lugares que en los resultados de nuestros clientes”.

Antonio Campo Dall’Orto hizo, por su parte, un recorrido por el consumo de los adolescentes y veinteañeros actuales, la generación conocida como millenials. Planteó la premisa de que no debemos esperar que el panorama de medios vuelva a ser estable e hizo hincapié en la relevancia que el multitasking en el consumo de medios tiene para estos consumidores al señalar que sumadas las horas dedicadas al mismo arrojan un día de 29 horas, y no de 24.