La acción es idea de la agencia Tango

“The Reminder Bra” es un proyecto piloto (desarrollado por la agencia Tango), cuya primera fase se pondrá en marcha el 17 de octubre en la tienda C&A de La Vaguada, y consiste en que a las personas que compren un sujetador, se les fragmentará el coste en 12 meses sin coste adicional a través de su cuenta bancaria. De esta forma, cada mes verán en su extracto bancario la frase “C&A. Recuerda tu autoexploración mensual #TheReminderBra”, para que no se olviden de la importancia de esta técnica en la prevención.  Según un comunicado, se trata de “un proyecto muy innovador, ya que se unen por primera vez tecnología, moda y el sistema financiero para concienciar sobre este tema”. 

La segunda fase, que se llevará a cabo del 18 al 20 de octubre, se basa en que todas las personas que compren cualquier sujetador en las tiendas de C&A en España y Portugal y faciliten sus datos personales recibirán un SMS gratis una vez al mes en el que se les recordará la importancia de la autoexploración durante cada mes. El mes número 12 recibirán otro mensaje, pero esta vez recordándoles la necesidad de acudir a la revisión anual con un especialista, ya que el autoexamen nunca debe sustituir la visita al especialista. 

Domingos Esteves, director general de C&A Iberia, ha comentado que con “The Reminder Bra, no se trata de demostrar nuestro compromiso con las mujeres durante un solo día, sino de mantenerlo durante los 365 días del año”. Por su parte, Leticia Pérez de Camino, responsable de marketing y comunicación de la firma, explica que querían ser “la primera marca de moda concienciada con la importancia de la autoexploración mensual, que ninguna mujer se olvidara de esto e innovar para encontrar un nuevo medio para luchar contra el cáncer de mama”.

Jonathan Juliá, director general creativo de Tango, asegura que “el objetivo era ir más allá de los códigos y contextos publicitarios para hacer efectivo nuestro compromiso en la lucha contra el cáncer de mama. Identificamos un nuevo medio: los conceptos de los cobros del banco. De este modo, conseguimos que la comunicación fuese disruptiva, pero sobre todo relevante y eficaz”.