Este turrón se elabora con e chocolate negro 70%, manteca de cacao, praliné de almendras y patatas fritas Lay’s Gourmet

Para esta Navidad, Lay’s Gourmet se sale de su zona de confort y no solo ofrecerá deliciosos aperitivos, sino que también quiere estar presente en las dulces sobremesas. Para ello se ha propuesto d reinterpretar uno de los grandes clásicos de la época: el turrón. Para los amantes de los productos gourmet y aquellos que buscan sorprender la marca de Pepsico  ha lanzado un turrón de patatas fritas Lay's Gourmet creado por el maestro pastelero Christian Escribà. Este nuevo turrón se elabora de manera artesanal con una combinación de chocolate negro 70%, manteca de cacao, praliné de almendras y, el elemento rompedor, las patatas fritas Lay’s Gourmet.

El trabajo del reconocido maestro pastelero Christian Escribà -considerado uno de los revolucionarios en la técnica de elaboración del chocolate- gravita sobre la creación, el diseño y la innovación, tal y como se refleja en esta sorprendente receta de turrón con patatas fritas Lay's Gourmet. La inspiración para crear esta deliciosa receta procede del crujiente del barquillo, “me recordaba a la textura de las patatas fritas” y en cuanto al sabor “la idea de combinar chocolate con sal es siempre una unión perfecta”, explica Christian Escribà en un comunicado.

Esta colaboración gourmet estará disponible a partir del 1 de diciembre en las tres tiendas del maestro pastelero en Barcelona, a 10 euros cada unidad.

La cata ideal, según el maestro pastelero, es “simplemente vivir la experiencia de la meditación; tomarse un momento de calma; cerrar los ojos; sentir, degustar y notar cómo se funden los sabores”.
La cata ideal, según el maestro pastelero, es “simplemente vivir la experiencia de la meditación; tomarse un momento de calma; cerrar los ojos; sentir, degustar y notar cómo se funden los sabores”.
El barcelonés Christian Escribà representa a la cuarta generación de una familia de pasteleros muy conocidos y queridos en Barcelona.
El barcelonés Christian Escribà representa a la cuarta generación de una familia de pasteleros muy conocidos y queridos en Barcelona.