Carteles de KFC

 ‘Mucho por muy poco’ es el eslogan de la nueva campaña de la marca de restauración KFC en la que se pone como objetivo encontrar a tres personas que han publicado malas opiniones en Google. La marca ha contestado a las reseñas en Google y ha lanzado un llamamiento a través de carteles en exterior y mensajes en redes sociales bajo el hashtag #MuchoPorMuyPoco para descubrir la identidad de estos usuarios y ofrecerles algo a cambio de sus reviews.

La campaña, desarrollada por PS21, recurre al humor para dar un nuevo significado a las puntuaciones de Google, un factor bastante determinante a la hora de elegir o no de un restaurante. Así, le dan la vuelta a las reseñas de los usuarios más descontentos con la cadena, y cuestionan su valor convirtiéndolas en moneda de cambio para su nueva oferta de snacks: ‘Mucho por muy poco’ es una oferta de nueve productos que cuestan entre 1 y 3 euros. La acción llega en un momento en el que el crecimiento de las ventas online se ha disparado a consecuencia del confinamiento. La cadena de restauración ha duplicado sus pedidos a domicilio durante los últimos seis meses, informa la agencia en un comunicado. 

En este sentido, Pablo Calavia, senior communication marketing manager de KFC Iberia ha señalado que son conscientes del poder de las reseñas en la toma de decisión de los consumidores. "Por eso, hemos trabajado en esta iniciativa centrada en el ámbito digital que sigue nuestra estrategia transversal en la que los consumidores son los protagonistas". Calavia ha asegurado que, “el objetivo de esta campaña es poner en valor la experiencia entorno a KFC, al mismo tiempo que se dan a conocer los nuevos snacks mediante un concepto original que pone el foco en clientes descontentos”.