Bondi Beach en Australia. Crédito: Aquabumps

Los habitantes de Crocavia, Milán, Nueva York o Madrid, entre otras ciudades, han pasado unos días de miedo al salir a la calle y encontrarse con un montón de grietas en sitios inesperados y míticos de tus lugares de lugar residencia. Y es que Netflix puso el mundo al revés días antes del estreno de la cuarta temporada de ‘Stranger Things’ el pasado 27 de mayo.

Museo Guggenheim en Bilbao
Museo Guggenheim en Bilbao

En total han sido 14 lugares emblemáticos de 14 países: el edificio de Telefónica de Gran Vía 28 y la plaza de Callao (Madrid), el Museo Guggenheim (Bilbao), el Empire State (Nueva York), Bondi Beach (Australia), la plaza de la catedral de Milán (Italia), el Gran Malecón de Barranquilla (Colombia), la Puerta de la India (Bombay), la Torre de comunicaciones de Kuala Lumpur (Malasia), el conjunto monumental de Al-Ula (Arabia Saudí), el distrito de MediaPark de Colonia (Alemania), la XBox Plaza (Los Ángeles), el castillo de Wawel (Cracovia, Polonia) y la Medborgarplatsen (Estocolmo), y otros de Shoreditch (Londres) y Tokio (Japón).

 Una foto de la grieta en la Puerta de la India.
Una foto de la grieta en la Puerta de la India.

Gracias a esta acción desplegada por la plataforma de streaming días, los millones de fans de Billy, Once o Willy en todo el mundo pudieron contemplar en tiempo real cómo se abren las grietas gigantescas al Mundo del Revés por todo el planeta.

El edificio Telefónica en Madrid
El edificio Telefónica en Madrid

“Once y sus amigos han cautivado la imaginación del público desde el principio y nos encanta sumergir a los fans en esta historia, llevarlos al Mundo del Revés y a una realidad alternativa. Ya sea a través de la experiencia Stranger Things o de esas grietas espectaculares, nos hace mucha ilusión mostrar el universo de esta serie a los suscriptores de todo el mundo”, explican en nota de prensa elaborada por Netflix.

Milán, Italia
Milán, Italia

La agencia de medios ha sido Alma Media. Y la agencia creativa de esta acción Andtonic.