imagen

Arturo Gonzalo, hasta el momento director general de personas y organización dentro de la compañía, pasa a ocupar la dirección general de comunicación, relaciones institucionales y gabinete de presidencia, tras la decisión de su anterior titular, Begoña Elices, de salir de la empresa. Elices, en cualquier caso, continuará ligada al patronato de la Fundación Repsol, lo que permite su continuidad como presidenta de la AEA hasta la próxima asamblea general de la asociación, según ha informado la entidad.

Elices es presidenta de la AEA desde 2018 y fue reelegida en el cargo hace unos meses, durante la celebración de la asamblea anual de la organización, manteniéndose al frente de la misma hasta la próxima reunión, que tendrá lugar en mayo del próximo año cuando finalizaría el periodo de tres años de mandato que determinan los estatutos de la AEA.

El nuevo responsabe de comunicación, relaciones institucionales y gabinete de presidencia, Arturo Gonzalo, forma parte Repsol desde 1990. Durante este tiempo ha desempeñado cargos de responsabilidad en distitnas áreas, como Investigación, Medio Ambiente, Seguridad y Calidad, y Medios. Entre diciembre de 2012 y marzo de 2016 ocupó el puesto de director corporativo de Relaciones Institucionales y Responsabilidad Corporativa, desde el que contribuyó a reforzar el compromiso con la sostenibilidad de la compañía y su posicionamiento institucional en el ámbito nacional e internacional. Doctor cum laude en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y PDD, el programa de desarrollo directivo del IESE Business School, ha ejercido como docente en diversas instituciones. También ha desempeñado responsabilidades públicas director de la Agencia de Medio Ambiente de la CAM y o secretario general para la Prevención de la Contamientación y del Cambio Climático en el Ministerio de Medio Ambiente. 

La salida de Elices de Repsol, tras una larga trayectoria profesional en la misma, se enmarca en el proceso de reestructuración organizativa aprobado por la compañía para desarrollar el plan estratégico presentado recientemente por esta. La nueva organización, se indica en un comunicado, “responde a los objetivos de transformación y aceleración de la transición energética y está orientada a los grandes retos de negocio y corporativos que va a abordar en los próximos años”. “La nueva estructura directiva dota a la compañía de mayor agilidad en su transformación, aumenta su capacidad para poner al cliente en el centro de su actividad, impulsa el desarrollo digital y facilita la ambición de ser líderes en la descarbonización”, añade en la nota Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

En la nueva organización, Luis Cabra será director general de Transición Energética, Sostenibilidad y Tecnología, además de  adjunto al consejero delegado; Juan Abascal, hasta ahora responsable de fusiones y adquisiciones, pasa a liderar el área de Transformación Industrial y Economía Circular y se incorpora al comité ejecutivo; María Victoria Zingoni, directora general, será responsable de las áreas de Cliente y de Renovables; Valero Marín, hasta ahora director de Sistemas de Información y Digitalización, será responsable del área de Digitalización y Servicios Globales; Carmen Muñoz, hasta ahora directora responsable del negocio de Gases Licuados del Petróleo, asume el área de Personas y Organización, que ocupaba hasta el momento Arturo Gonzalo y que, además de su nueva responsabilidad al frente del área de comunicación, relaciones institucionales y gabinete de presidencia, tendrá también responsabilidad sobre el área de Auditoría, Control y Riesgos.