En el sector del marketing, los nuevos oficios que están surgiendo están cambiando la manera de trabajar en los departamentos.¿Qué elementos están cambiando más la forma de trabajar en el área de marketing?

La mayor evolución que ha tenido el marketing en los últimos años ha venido de la mano de la tecnología y de los datos. El ecosistema tecnológico que soporta la dinámica de adquisición, activación, conversión y desarrollo de clientes se ha ido tecnificando de manera incremental a lo largo de los últimos 10 años. Y para muestra un botón: si observamos el mapa de soluciones del mundo del martech, según el mapa que realiza anualmente ChiefMartec, en 2011 solo teníamos 150 soluciones entre las que elegir nuestro stock tecnológico. Sin embargo, en 2019 son más de 6.800 las soluciones a nuestra disposición, un cambio muy relevante en tan solo 8 años.

El papel de la tecnología ha venido para hacer escalables procesos que hasta hace tan solo unos años eran impensables. La inteligencia artificial nos ayuda a tomar mejores decisiones y casi en tiempo real. Las plataformas de intermediación publicitaria, junto con la compra programática, nos permiten contratar de manera inteligente las impresiones que alcanzan a nuestros targets objetivos y rechazar aquellas que no sean de nuestro interés; las herramientas de verificación nos dan información sobre la calidad de esos impactos y las plataformas de automatización nos permiten ejecutar de manera programada procesos exclusivos para distintos tipos de clientes en distintos momentos del funnel; además, las herramientas de personalización nos permiten adaptar nuestro contenidos a la propensión a la compra de nuestros prospectos y las plataformas de optimización de creatividades nos permiten hacer creatividades dinámicas que se adapten a distintos usos y emplazamientos…

Por otro lado, los datos han sido considerados el nuevo petróleo. Sin embargo, es la capacidad de sacar conocimiento de ellos donde está la mayor oportunidad. O, lo que es lo mismo, lo verdaderamente interesante de los datos es la capacidad de obtener un mayor conocimiento de nuestros clientes y potenciales clientes, y saber activarlo en distintos puntos de contacto para lograr eficiencia y eficacia en la consecución de nuestros objetivos.

Esta nueva realidad ha llevado a los profesionales del marketing a necesitar desarrollar sus capacidades analíticas mucho más allá, pero también a saber tener una interlocución adecuada con los expertos en la explotación de los datos. El gran reto para un profesional del marketing moderno es conseguir ser el director de orquesta que sepa hacer que toda la orquesta toque la misma partitura de manera armónica y a un mismo ritmo.

Si nos preguntamos si se puede trabajar ya 100% en digital podríamos decir que antes de esta pandemia, ya eran muchas las empresas que utilizaban fórmulas que hibridaban el trabajo presencial y el online de manera natural, pero mayoritariamente eran compañías con ADN digital en las que la cultura del trabajo distribuido estaba muy arraigada.

La necesidad de afrontar el trabajo remoto durante esta pandemia ha venido a demostrar a muchas empresas con una cultura más tradicional la viabilidad de un cambio de modelo.

Quizá la mayor duda para mucho pueda estar en torno a las dinámicas colaborativas. Pero lo cierto es que hoy más que nunca contamos con plataformas colaborativas que nos permiten cooperar de manera eficiente en la creación y edición de todo tipo de documentos (GSuite, Office 365, Zoho…), manejar nuestras comunicaciones (Teams, Slack, Skype…) o incluso dinámicas de co-creación con plataformas como Miro.

Además, hay ciertas dinámicas sociales de carácter más informal, pero no menos importantes, que ocurren cuando convivimos con nuestros compañeros de trabajo y que sirven para crear otros vínculos como la confianza entre compañeros o la creación de una cultura común que son difícilmente virtualizables.

En cuanto a los nuevos oficios que están saliendo en marketing y que tendrán más futuro podemos decir que esta disciplina y en especial del mundo digital, ha ido especializándose en los últimos años a medida que sus subdisciplinas han ido creciendo en profundidad, dando lugar a la aparición de nuevos oficios digitales. En Edix ofrecemos algunas de las disciplinas que son más demandadas por el mercado hoy en día, como por ejemplo el Experto en CRO, un perfil que aplica los datos a la generación de hipótesis de mejora de los resultados de conversión y su validación usando el método científico: o el experto en Growth Marketing, especializado en la gestión integral del crecimiento de un proyecto digital extremo a extremo, desde la generación del tráfico y la conversión hasta el desarrollo de clientes. También tenemos especializaciones como el experto en SEO, para conocer las claves para diseñar y ejecutar una estrategia con la que conseguir que tu sitio sea se encuentre entre los primeros resultados de búsqueda de

Google o el experto en Digital Content,….

Con la maduración del mercado del marketing digital, hay una tendencia clara hacia la especialización. ¿Hacia dónde tienes que migrar si actualmente estás en un departamento de marketing? El marketing digital abarca múltiples disciplinas que dan lugar a especializaciones muy diferentes. En función de cuáles son tus habilidades, aquello en lo que eres mejor, lo más lógico sería elegir una carrera orientada a explotar tu potencial. Si eres un buen contador de historias, por ejemplo, el mundo del contenido tiene múltiples oportunidades; pero si lo tuyo es analizar e interpretar números, el mundo del análisis de datos es una gran oportunidad, así que en Edix estamos a punto de lanzar una nueva carrera dirigida al análisis de datos de marketing.

El futuro de los departamentos de marketing probablemente pase por un modelo colaborativo en el que se concentre el talento y la capacidad estratégica dentro de la empresa y se contrate la excelencia en las tareas de ejecución fuera de la compañía.

Serán equipos cada vez más multidisciplinares que combinarán capacidades estratégicas, de creatividad, tecnología (hack-end y front-end), el análisis de datos y la experiencia de cliente, con expertos en canales clave de adquisición como el SEO, el SEM o la Programática, según la importancia de estos en el mercado en el que juegue la empresa.