Imagen de una campaña de Deliveroo, empresa de envío de comida a domicilio

El estudio, que analiza, por primera vez y de forma conjunta, todo el consumo fuera del hogar de alimentos y bebidas de la población española identifica las principales características del panorama actual: el año pasado dedicamos 100.000 millones de euros a alimentos y bebidas y realizamos más de 9.000 actos de compra, incluyendo tanto las compras para el consumo en nuestros hogares como fuera de ellos. 

Edurne Uranga, consumer director de Kantar Worldpanel Division y responsable del informe, destaca que “las marcas y cadenas se enfrentan a un nuevo terreno de juego donde el consumidor cada vez es más complejo, gasta menos y lo hace de manera más desestructurada: en el trabajo, por la calle, en el transporte público, etc; y donde las líneas tradicionales de canales, restauración y gran distribución se han difuminado”. 

Algunos ejemplos muestran claramente como esta línea, hasta ahora tan marcada, cada día se va difuminando más: 

A día de hoy, los hipermercados y supermercados ya concentran un 7% sobre todo el consumo fuera del hogar, con un 59% de penetración y con una media de 18 visitas al año. Actualmente la mitad de ellas son para comprar bebidas frías y snacks, pero previsiblemente durante este año se sumarán también las compras de comidas recién preparadas, permitiendo al Supermercado capturar ocasiones típicamente gestionadas por la Restauración. 

Simultáneamente vemos cómo el Restaurante entra ya en nuestros hogares o en nuestros centros de trabajo. Más del 50% de los españoles han utilizado estas opciones de delivery durante el último año. 

Y aunque los nuevos modelos de delivery (digital vía agregador) cada día van ganando más terreno, en España sigue siendo el delivery telefónico el que más alcance tiene (29% de la población lo ha utilizado el último año). Aún estamos muy lejos de otros países vecinos como Reino Unido, dónde durante el último año el delivery digital ha superado ya al telefónico. 

Edurne Uranga subraya que  “existen 16 ocasiones de consumo en restauración, donde las cadenas y las marcas tienen un gran potencial para atraer a nuevos compradores si entienden bien cómo cada ocasión cubre una necesidad diferente en la rutina de los consumidores y cómo lo trabaja la competencia. Un abanico de posibilidades para crecer tanto a nivel de canal como de categoría”.